Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Europea quiere aumentar la privacidad de los internautas ejerciendo mayor control sobre las 'cookies'

La Comisión Europea ha presentado una propuesta de ley sobre privacidad en Internet y comunicaciones electrónicas que pone el foco en las 'cookies', y que de aprobarse puede significar de la recogida de datos personales para la publicidad.
En el texto de la propuesta, presentado este martes en Bruselas, se establece que las empresas deberán pedir consentimiento explícito a los usuarios antes de instalar las 'cookies' para recoger sus datos, con el fin de garantizar la confidencialidad de las conversaciones y los datos que se generan en torno a ellas.
En la actualidad, las compañías recopilan y almacenan información personal de los usuarios que emplean para ofrecer publicidad personalizada. Hasta ahora, la única obligación que tenían consistía en desplegar un mensaje informando de sobre la 'Política de Cookies'.
Las compañías de telecomunicaciones que emplean 'cookies' que no tienen un impacto sobre la privacidad de los usuarios, como en un carro de la compara 'online' o para contabilizar las visitas en una web, no necesitarán de este consentimiento.
Si la propuesta sale adelante, los navegadores de Internet estarán obligados a preguntar durante su instalación sobre las preferencias en el uso de 'cookies'. Las nuevas medidas no entrarían en vigor hasta mayo del 2018, pero las multas a quienes las incumplan podrían ser sustanciales, alcanzando hasta el 4% de sus ventas anuales a nivel global.
Más allá de posibles sanciones, la medida puede suponer un varapalo para algunos gigantes del mundo digital como Google, Facebook y WhastApp, que en la actualidad utilizan las 'cookies' para insertar anuncios de terceros. Si la ley finalmente se aprueba, estas empresas perderán una fuente de ingresos importante en la monetización de sus páginas.
CRÍTICAS A LA PROPUESTA
A pesar de los potenciales beneficios de la proposición de ley para los internautas, algunos analistas advierten sobre posibles contrapartidas. Dave Grimaldi, ejecutivo de la Agencia de Publicidad Internactiva, afirma para The CS Monitor que la medida "pone en riesgo el funcionamiento de millones de sitios web y aplicaciones que se basan en la publicidad para financiar su contenido y sus herramientas".
Aunque la mayor parte de quejas afectan a los propietarios de las 'webs', los efectos negativos también pueden llegar a los usuarios, que podrían enfrentarse a más publicidad en forma de 'pop-ups' sustituyendo a la de las 'cookies', o que podrían tener que cambiar los ajustes de su navegador para guardar algunas contraseñas.