Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos detallan características de los pelos de la cola de un pequeño dinosaurio cretáceo

Un equipo internacional liderado por el científico del Museo Senckenberg de Historia Natural, en Alemania, Gerald Mayr ha examinado las estructuras de tejido blando de un fósil excepcionalmente bien conservado de un dinosaurio cretáceo del genéro psitacosaurio. Mediante el uso de una nueva tecnología, los investigadores consiguieron describir los detalles hasta ahora desconocidos de los pelos de la cola de este pequeño dinosaurio, que se revelan en las revistas 'Palaeontolgy' y 'Current Biology'.
Por primera vez, estas estructuras se compararon con la "barba" de los pavos y otras estructuras en forma de pelos presentes en las aves actuales e identificadas como precursores evolutivos de las plumas modernas. Además, los científicos fueron capaces de demostrar que la cara dorsal del dinosaurio era más oscura que el color de su cara inferior, lo que interpretan como una coloración de camuflaje en los hábitats forestales cerrados.
Podría decirse que el rasgo más notable del fósil psitacosaurio de China en exhibición en el Museo de la Naturaleza Senckenberg son las largas estructuras en forma de pelos o cerdas en su cola. "Hemos examinado este detalle ahora más de cerca, usando un nuevo método de imagen de fluorescencia estimulada por láser", explica el doctor Gerald Mayr, del Instituto de Investigación Senckenberg, y continúa: "Nuestros estudios muestran claramente que estas cerdas en realidad representan estructuras integumentales".
POSIBLES PRECURSORES DE LAS PLUMAS
"Hasta la fecha, ha sido motivo de controversia entre los expertos si los pelos de los psitacosaurios son comparables a las plumas de las aves modernas. La comparación con los pelos del pavo muestra que los apéndices de la piel del fósil pueden considerarse precursores evolutivos de las plumas", subraya Mayr en relación a su trabajo publicado en 'Palaeontolgy'.
En el caso de los psitacosaurios, esto es una verdadera sorpresa. "A pesar de que en los últimos años se han descrito numerosos dinosaurios emplumados desde China, los psitacosaurios están sólo remotamente relacionados con las aves de hoy en día", explica el ornitólogo de Frankfurt.
Por medio de las imágenes de fluorescencia, Mayr y sus colegas demostraron que los pelos se produjeron en paquetes de 3 a 6 cerdas individuales. Dado que la cola estaba cubierta sólo parcialmente con las cerdas, los científicos suponen que no servían para el aislamiento térmico, como sucedía en otras especies de dinosaurios. "Preferimos asumir que los dinosaurios utilizan los pelos para fines de comunicación, por ejemplo, durante su exhibición", añade Mayr.
Otro estudio recientemente publicado en la revista 'Current Biology', describe características adicionales de la piel excepcionalmente bien conservada de casi dos metros de largo de los dinosaurios: la parte superior del animal tiene un color más oscuro que su parte inferior. El equipo de científicos presume que esta coloración sirve como camuflaje.
"Sobre la base de nuestro análisis de la distribución de los pigmentos en la piel, hemos creado un modelo de 'Psittacosaurus' y expuesto a diferentes condiciones de luz. De este modo, pudimos demostrar que esta especie de dinosaurio fue capaz de mezclarse especialmente bien en áreas con bosques cerrados --explica Mayr--. Por lo tanto, suponemos que éste fue también el hábitat preferido de los psitacosaurios".