Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos revelan la estructura de una galaxia oculta gracias a la cámara Circe del Gran Telescopio Canarias

Un equipo científico internacional, en el que ha participado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha podido determinar la estructura de la galaxia FBQS J1644+2619, que alberga un potente núcleo galáctico activo (AGN) del que emergen chorros de material muy energéticos, usando la cámara infrarroja Circe del Gran Telescopio Canarias (GTC), ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma), según ha informado el IAC.
Este hallazgo se enmarca dentro del debate sobre el tipo de galaxias que pueden albergar los AGN más potentes, generalmente asociados a galaxias elípticas muy masivas.
La investigadora del IAC Cristina Ramos Almeida ha explicado que este resultado es posible gracias a "la excelente óptica" de GTC, que permite "obtener imágenes de alto contraste y separar la luz de la galaxia de la del núcleo brillante".
Por su parte, el investigador José Acosta-Pulido, ha afirmado que gracias a los datos de Circe han "derivado su brillo superficial" para saber "si se trataba de una morfología elíptica o una espiral" y que han "estimado la masa de su agujero negro central".
En la misma línea, el investigador del Istituto di Radioastronomia y la Universidad de Bolonia, Filippo D'Ammando, ha apuntado que "por primera vez" han demostrado que la galaxia anfitriona de un núcleo galáctico activo de tipo Narrow Line Seyfert 1 (NLSy1) "es una galaxia elíptica", y que "la masa del agujero negro central es de unos 200 millones de masas solares, comparables a los que generalmente se estiman para blázares".
Este hallazgo es importante para confirmar las teorías acerca de la naturaleza de los chorros relativistas en los AGN, aunque para esclarecer cómo se forman se necesitan más observaciones de las galaxias donde se encuentran. "No se sabe por qué una subpoblación de galaxias de tipo NLSy1 pueda desarrollarse en una galaxia elíptica y no en una espiral, como ocurre en el caso de otras fuentes de núcleos activos", ha concluido D'Ammando.