Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China estrena el cohete pesado para construir su estación espacial

China lanzó con éxito este 3 de noviembre por primera vez su nuevo cohete pesado Larga Marcha 5, clave en sus planes para una estación espacial propia, desde la base de Wenchang.
El despegue tuvo lugar a las 10.00 GMT. Aunque las autoridades no han revelado muchos detalles sobre la misión inaugural del Larga Marcha 5, el lanzador aparentemente llevó a la órbita un satélite experimental llamado Shijian-17, que está diseñado para probar la tecnología de propulsión eléctrica.
Pero el objetivo principal del vuelo es probar el cohete, que consta de dos etapas y mide 57 metros de altura. El Larga Marcha 5 es capaz de transportar 27,6 toneladas a órbita terrestre baja (LEO) y 15,4 toneladas a la órbita de transferencia geoestacionaria más lejana, según la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China.
Por lo tanto, el cohete es casi tan poderoso como el lanzador pesado estadounidense Delta IV de United Launch Alliance, el cohete más fuerte que opera hoy en día.
El Larga Marcha 5 es una pieza crucial de los ambiciosos planes espaciales de China. Por ejemplo, el cohete lanzará los grandes módulos que conformen la estación espacial de 60 toneladas de China, que su gobierno espera tener en funcionamiento para 2022. También está previsto que sea el lanzador del Chang'e-5, una misión robótica para traer muestras de la Luna, que está prevista para el año próximo..
Al igual que los cohetes Larga Marcha 6 y Larga Marcha 7, que volaron por primera vez en septiembre de 2015 y junio de 2016, respectivamente. este nuevo cohete está impulsado por una mezcla de queroseno y oxígeno líquido más respetuoso con el medio ambiente.