Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan las conductas vejatorias, amenazas y coacciones en Internet y redes sociales

Un miembro de la Policía Nacional frente a un ordenadorEFE

Son datos de la Memoria para 2010 de la Fiscalía General del Estado.

Las conductas vejatorias, amenazas y coacciones por Internet y en concreto, a través de las redes sociales, han aumentado frente a un descenso de las conductas asociadas al acoso escolar y otros delitos, según indica la Memoria para 2010 de la Fiscalía General del Estado, presentada este jueves con motivo de la apertura del Año Judicial.
Así, con carácter general se observa "una disminución de los delitos cometidos por menores. Las distintas Fiscalías manifiestan un descenso del número de diligencias preliminares abiertas, de forma que en 2010 se han incoado un total de 105.879, lo que supone un descenso del 3,9 por ciento con respecto al año 2009. Además, el número de expedientes de reforma incoados ha sido de 32.259, un 5,1 por ciento menos que el año anterior.
En cualquier caso, el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, advierte de que estas cifras han de ser valoradas "con suma prudencia" y aunque señala que "el dato no deja de ser esperanzador", apunta que "en su conjunto se habrá de aguardar a ejercicios sucesivos para determinar si se consolida o no la tendencia apuntada".
Concretamente, el informe indica que los actos de violencia escolar entre iguales tienen "cada vez menor incidencia" tanto desde el punto de vista cuantitativo como en lo que respecta a la "menor gravedad" de los hechos denunciados.
Consumo de drogas
También desciende la participación de menores en delitos contra la salud pública que no es "cuantitativamente muy relevante" y las Fiscalías muestran más inquietud por el consumo de drogas como factor de criminalidad. Por ello, consideran "fundamentales" los programas de prevención del consumo de estas sustancias.
Por otro lado, la Memoria indica que la violencia doméstica hacia ascendientes y hermanos se estabiliza y los niveles de respuesta se han agilizado, de forma que no sólo se está dando tramitación preferente a estos casos sino que reciben respuesta del servicio de guardia, adoptándose medidas adecuadas de carácter cautelar e incluso definitivo.
Concretamente, señala que los casos de violencia de género representan en 2010 una "muy escasa incidencia cuantitativa", sobre todo, si se comparan sus cifras con los casos de violencia intrafamiliar hacia los progenitores.
Además, la Fiscalía ve con "celo" los delitos contra la libertad sexual cuando los perjudicados son, a su vez, menores, por lo que se trata de minimizar los posibles efectos de victimización secundaria, especialmente cuando afecta a niños de corta edad.
Contención de las bandas
Atendiendo a los delitos contra la seguridad del tráfico cometidos por menores, explica que ha cesado el incremento experimentado en los últimos años. Asimismo, la memoria indica que también se ha "contenido" el fenómeno de la criminalidad por parte de bandas organizadas gracias al control policial. Así, más que grupos organizados se detectan hechos de violencia juvenil colectiva como peleas entre pandillas "con gran virulencia" o "entre grupos de 'skins' de diferente ideología".
Con respecto a los menores de 14 años, la Fiscalía no detecta un incremento generalizado de las infracciones cometidas por estos, con alguna excepción como la de Navarra que ha registrado un "progresivo aumento" de la actividad delictiva dentro de esa franja de edad a lo largo de los últimos años. En todo caso, se afirma que el grueso de infracciones que se archivan "no revisten carácter grave", aunque "inquietan" las que afectan a la libertad sexual.
Sobre los centros de internamiento, la memoria expone que la situación actual de crisis económica no es "el contexto más halagüeño" para nuevas dotaciones ni para la creación o mejora de los centros de reforma existentes.
En cuanto a los intervinientes en el procedimiento, se informa de los problemas para que los equipos técnicos emitan sus informes no sólo en los plazos legales sino en un período de tiempo "razonable" para evitar que el trámite sea origen de "inaceptables dilaciones" o de un "cuello de botella" en el desarrollo del procedimiento.