Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Astrónomos descubren cinco nuevos troyanos de Neptuno

Astrónomos dirigidos desde la Universidad Central Nacional de Taiwán han detectado cinco nuevos llamados "troyanos de Neptuno": cuerpos menores que comparten la misma órbita que el planeta Neptuno.
El descubrimiento fue realizado gracias a la encuesta PanSTARRS 1 (PS1) y se describe en un artículo publicado el 15 de septiembre en arXiv.org.
La encuesta PS1, que utiliza el primer telescopio Pan-STARRS (Telescopio de Investigación Panorámica y Sistema de Respuesta Rápida) en Hawai, es una de las mejores herramientas para la búsqueda de troyanos de Neptuno. La encuesta, que se prolongó desde mayo de 2010 a mayo de 2014, hizo una importante contribución al conocimiento de los cuerpos menores del sistema solar debido a que su área de estudio es muy amplia y su cadencia está optimizada para la búsqueda de objetos en movimiento.
"La encuesta PS1 tiene un área de estudio muy amplio, que hace que sea lo suficientemente profunda como para cubrir una gran parte de la de la nube de troyanos de Neptuno. PS1 actualmente la única que tiene la capacidad de detectar varios troyanos de Neptuno en una sola encuesta", dijo a Phys-org Hsing-Wen Lin, director del estudio.
Los investigadores encontraron cuatro nuevos troyanos L4, lo que significa que orbitan el punto de Lagrange L4 de Neptuno 60 grados por delante de Neptuno; también encontraron un troyano L5 --órbita alrededor de la región L5-- 60 grados detrás del planeta. Los objetos recién detectados tienen tamaños que van de 100 a 200 kilómetros de diámetro.
Lo que llamó la atención de los astrónomos es el hecho de que el nuevo troyano L5 es dinámicamente más inestable que los otros cuatro, lo que indica que podría ser capturado temporalmente en la nube de troyanos de Neptuno.
"Nuestras simulaciones orbitales muestran que el troyano L5 libra de forma estable por sólo varios millones de años. Esto sugiere que el troyano L5 debe ser de un origen de captura reciente. Por otro lado, los cuatro nuevos troyanos L4 ocuparon de forma estable la resonancia orbital 1:1 con Neptuno durante más mil millones de años. Pueden, por lo tanto, ser de origen primordial", indica el artículo.