Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tim Cook anuncia que Apple volverá a fabricar ordenadores en EEUU

Tim CookBusinessWeek

El anuncio llega directamente de la boca de Tim Cook, Consejero Delegado de Apple. El jefe de una de las empresas tecnológicas más importantes del mundo asegura que traerá a EEUU una parte de su producción el próximo año, hasta ahora en China.

El cambio de estrategia de Apple será para 2013 cuando la compañía prevé invertir más de 100 millones de dólares en EEUU para fabricar Mac.
Tim Cook, Consejero Delegado de Apple, lo anuncia, aunque sin especificar en qué estado del país organizarán la producción de sus ordenadores, ni cuántos puestos de trabajo se proponen crear, según sus declaraciones en una entrevista publicada por la revista económica BusinessWeek.
Sobre el siempre criticado secretismo de Apple,Cook aclaró que de ese comportamiento solo podía hablarse sobre la estrategia de la compañía.
"Necesitamos ser 'supersecretos' con una parte de nuestros productos y sobre nuestra hoja de ruta. Sin embargo, existen otras áreas en las que somos completamente transparentes, según el punto de vista con que se mire".
En la larga entrevista, el sucesor de Steve Jobs habla de su relación con él, "un amigo más que un jefe al que quisiera tener aquí", y que la situación le ha hecho cambiar su vida, diferente a lo que había vivido hasta ahora.
"En virtud de Steve Jobs y su legado, a cuenta de que Apple esté en el bolsillo de todos, eres famoso. Quiero decir mundialmente famoso".
"Durante años he tenido el privilegio de ser anónimo. Hay un gran privilegio en ser una persona privada, es un poco diferente. Me encanta Apple profundamente y estoy en el mejor momento de mi vida. Obviamente, si pudiera retroceder el reloj, Steve todavía estaría aquí. Él era un amigo muy querido más que un jefe. Pero me encanta ser CEO de Apple".