Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se suspende definitivamente el rescate del alpinista Oscar Pérez

Las labores de rescate del alpinista, Óscar Pérez, accidentado en el Latok II desde hace diez días se han suspendido. El grupo que llevaba días intentando trazar un plan para llegar al herido, que se encuentra en una repisa a 6.200 metros, ha tenido que abandonar la idea de llegar hasta él tras luchar contra todos los elementos.
El mal tiempo, la falta de seguridad y la escasa aclimatación de los alpinistas para emprender la subida a esta complicada montaña han podido con el deseo de rescatar a Óscar. Nadie sabe siÓscar sigue con vida tras diez días de soledad, precariedad y angustia.
El club Peña Guara, que ha coordinado las labores de rescate, ha emitido un comunicado en el que anuncia que "por común acuerdo de los tres grupos de trabajo se ha decidido "suspender las actividades de rescate ante el adelanto del mal tiempo que impide continuar con esta labor, las dificultades técnicas de la ruta, las pocas probabilidades de encontrar a Oscar con vida y sobre todo, por el riesgo para la seguridad de los porteadores de altura y de los escaladores en esta difícil pared en malas condiciones".
El montañero, de 33 años, sufrió una caída durante un ataque a la cima en compañía de Álvaro Novellón, accidente que le provocó una fractura en una pierna y otra en un brazo. Óscar quedó malherido en una repisa, a 40 metros de la arista por la que discurre la vía, y recibió de inmediato la ayuda de Álvaro, quien, ante la imposibilidad de rescatarle, optó por descender y pedir ayuda.
Álvaro invirtió día y medio en destrepar la pared y poner en alerta al Club Peña Guara, de Huesca, que desde entonces ha vivido horas de frenesí tratando de coordinar las labores de un rescate terriblemente complicado.