Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los suplementos de aceite de pescado al final del embarazo reducen el riesgo de asma en los bebés

Los suplementos de aceite de pescado en los tres últimos meses del embarazo reducen el riesgo de asma o sibilancias persistentes en los bebés, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por expertos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), publicado en 'The New England Journal of Medicine'.
Para alcanzar esta conclusión, los investigadores analizaron a 695 mujeres embarazadas, a quienes dividieron en dos grupos, uno en el que se suministró placebo y otro suplementos con dos ingredientes clave del aceite de pescado: ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).
De esta forma, comprobaron que las mujeres del segundo grupo, que ya de por sí tenían bajos niveles de EPA y DHA, cuando tomaron estos suplementos sólo el 17,5 por ciento estaba en riesgo de que sus hijos padecieran asma o sibilancias, en comparación con el 34,1 por ciento de las del grupo placebo.
"Las mujeres pueden comer pescado para obtener el mismo beneficio, pero necesitan comer muchos peces para que el efecto observado en el estudio sea igual", han relatado los investigadores daneses, quienes han reconocido que se necesitan más estudios para determinar si estos resultados se pueden extrapolar a otras poblaciones.
Ahora bien, si los resultados se confirman en otras poblaciones, los científicos han sugerido la posibilidad de que los médicos estudien la posibilidad de dar estos suplementos a las mujeres que realmente se puedan beneficiar de los mismos.