Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La flota de submarinos nucleares británicos sufrió fugas radiactivas

Submarino nuclearcuatro.com
La flota de submarinos nucleares británicos ha sufrido varias fugas de residuos radiactivos en su base de Clyde (suroeste de Escocia), según un informe confidencial del Gobierno y del que ha informado este lunes el diario inglés "The Guardian".
En ese informe, el Ministerio de Defensa admite problemasde seguridad en su base de submarinos nucleares, en Faslane, cerca de Glasgow, donde los problemas han sido "recurrentes". Entre los casos figuran tres escapes de refrigerante nuclear de sus submarinos nucleares en 2004, 2007 y 2008, mientras que el año pasado un jefe del área de residuos radiactivos fue sustituido, al parecer, porque no tenía preparación en la gestión de residuos radiactivos, revela el periódico británico.
Estas fugas están contenidas en un informe al que tuvo acceso el Canal 4 de la televisión británica, en virtud de la Ley de Libertad de Información, y del que informa "The Gurdian". La situación es tan seria que la Agencia de Protección del Medioambiente de Escocia (Sepa) ha advertido de que consideraría el cierre de la base si contara con los poderes legales para hacerlo.
El Ministerio de Defensa está legalmente exento de la vigilancia que Sepa realiza a la seguridad del medio ambiente, pero ha prometido en varias ocasiones a ese organismo que cumpliría con la seguridad en materia de radiación, añade el matutino.
Según los documentos, los casos de escape radiactivos se dieron en los submarinos "HMS Torbay", "HMS Superb" y "HMS Trafalgar". El Ministerio de Defensa insiste en que ninguna de las fugas ha supuesto una amenaza para la salud humana o el medio ambiente.
Pero el director ejecutivo de Sepa, Campbell Gemmell, dijo al Canal 4, en unas declaraciones que serán emitidas esta noche: "No es aceptable que simplemente se diga que estos incidentes son menores. Hay que asegurar que cuentan con los sistemas (adecuados) para impedir que estos incidentes ocurran, para que no tengamos que preocuparnos sobre si las posibles consecuencias son serias o no".