Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro subió en 32.800 personas entre abril y junio y sitúa la tasa en el 20,09%

Parados de larga duraciónCNN+/Cuatro
Según la EPA, la población activa aumentó en 115.500 personas, hasta las 23.122.300 , el 0,5% más y 39.900 más que hace un año (el 0,17%). El paro bajó entre los hombres en 15.700 personas, pero subió entre las mujeres, en 48.500.
De esta forma, el desempleo masculino bajó el 0,62% con respecto al primer trimestre y, si se compara con un año antes subió el 10,87%, en 248.800 personas. Mientras, el paro entre las mujeres subió el 2,36% en el trimestre y en un año se ha elevado un 14,02%, en 259.200 desempleadas.
El paro aumentó sobre todo, en términos relativos, en la agricultura, un 18,52% con 36.800 desempleados más, aunque en términos absolutos el mayor número se registró entre el colectivo de desempleados de larga duración, con 129.100 personas más, un aumento del 7,68%.
El desempleo aumentó también entre quienes buscan su primer empleo, con 38.000 personas más (el 11,73%). Por el contrario, el paro disminuyó sobre todo en la construcción, con 73.900 parados menos (el 12,28%), seguido de los servicios (61.500 parados menos, el 4,09% de descenso) y la industria, con un descenso de 35.700 desempleados, el 11,81%.
La ocupación subió en 82.700 personas
En cuanto a la ocupación, que aumentó en 82.700 personas, el mayor crecimiento de empleo se produjo en términos relativos en la construcción, con un aumento del 2,21% y 36.700 ocupados más.
En los servicios se registró el mayor aumento de ocupados en términos absolutos, con 84.000 empleos más, el 0,63% de aumento, en tanto que en la industria hubo 19.000 ocupados más, el 0,73%. En la agricultura, sin embargo, se destruyeron puestos de trabajo, 57.000, el 6,83% menos.
La ocupación cayó entre los trabajadores por cuenta propia y subió entre los asalariados, sobre todo aquellos contratados temporalmente.
Así, el total de asalariados aumentó en 110.200 personas, el 0,72% hasta los 115.363.400 empleados, mientras que el de trabajadores por cuenta propia cayó en 26.900 personas, el 0,86% menos, hasta los 3.103.900.
Destrucción de empleo global
En un año, no obstante, se ha destruido empleo en todos los sectores. El que más puestos de trabajo ha perdido ha sido la construcción, con 222.400 ocupados menos (el 11,57% de descenso), seguido de la industria, con una caída de 180.500 empleos; los servicios, con 56.800 ocupados menos; y la agricultura, con 8.500 menos.
Entre la población extranjera, el paro bajó en 26.000 personas, hasta los 1.105.400 desempleados, en el segundo trimestre, aunque en un año acumula una subida de 66.600 parados.
Hay "signos positivos" en la tasa de paro
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha afirmado que el aumento del desempleo "sigue siendo preocupante" y, aunque los últimos datos de la EPA son "malos", hay "signos positivos". En rueda de prensa, Campa ha asegurado que el aumento de la tasa de paro hasta el 20,09 por ciento "sigue mostrando la intensidad del ajuste de la economía española".
En todo caso, ha indicado que hay una "moderación en el mal comportamiento del mercado de trabajo", y ha afirmado que se puede hacer una lectura "positiva", porque se ha creado empleo en el segundo trimestre. Así, ha subrayado que la "creación de empleo ha sido sustancial" en comparación con el trimestre anterior, y ha comentado que es la cifra más elevada desde el tercer trimestre de 2007.
Campa ha pedido que se pongan los datos en cierta perspectiva, ya que si bien "el deterioro del empleo está siendo acusado, la cifra de ocupados de18,4 millones es superior en casi un millón a la del segundo trimestre del año 2004".
Sobre la reforma laboral, que ayer aprobó el Congreso de los Diputados, ha indicado que "debe mejorar el mercado de trabajo", pues con ella se busca resolver los problemas estructurales del mismo. Por ello, ha pedido que se analice la reforma más allá del impacto en la creación de empleo.
El secretario de Estado ha dicho que el Gobierno mantiene su previsión de tasa de paro para el presente ejercicio, estimada en el 19,4 por ciento.