Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La subida de impuestos afectará a la clase media aunque Zapatero lo niegue

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha respondido este lunes a las preguntas de Carles Francino en la Cadena Ser, tras unos días intensos, en especial la última semana, y con varios frentes abiertos.
La entrevista se ha comenzado con la crisis económica que azota al mundo y, en concreto, a España. Zapatero ha lanzado un mensaje de confianza a los ciudadanos y se ha mostrado seguro de que la economía española comenzará a crear empleo neto en el segundo trimestre de 2010.
El jefe del Ejecutivo considera que lo peor de la crisis económica ya ha pasado y que el "momento más duro" de la recesión se produjo en el primer y segundo trimestre de este año, si bien ha subrayado que todavía existe por delante una "gran tarea".
Respecto al empleo, cuya recuperación es uno de los objetivos principales del Gobierno, Zapatero ha cuantificado en 15.000 millones de euros el coste de las prestaciones por desempleo en 2010, frente a los 10.000 millones de euros que el Ejecutivo prevé recaudar con la subida de impuestos aprobada este fin de semana. "Debemos salir todos juntos de la crisis y con la máxima cohesión social", dijo Rodríguez Zapatero.
¿A quién afectará más la reforma impositiva?
El presidente del Gobierno, personalmente, asume la defensa de la subida de impuestos y la negociación de los presupuestos. Ha asegurado que esa subida fiscal la pagarán los ricos, sin embargo los sindicatos contradicen al presidente con sus propias cifras.
El impuesto para los, supuestamente, ricos apenas va a recaudar 800 millones de euros más. Mientras que el IVA que carga a las clases medias recaudará 5.100 millones de euros, seis veces más. Por tanto, el esfuerzo fiscal de las clases medias es mayor que el de los ricos, según dicen los sindicatos
Carga contra la patronal
El diálogo social, otro tema espinoso en lo que va de legislatura, ha tenido su protagonismo durante la entrevista. Zapatero ha vuelto a cargar contra la patronal CEOE, a la que ha acusado de falta de "visión de país" en un momento de crisis económica.
En este sentido, Zapatero ha insistido en que "les falta una visión de país y una cierta sensibilidad", porque cuando hay una crisis, "una pérdida de empleo tan fuerte", no se puede recurrir al discurso de reducir el coste del despido.
El líder del Ejecutivo ha puntualizado que algunos de los "poderosos" que ponen trabas a las decisiones del Gobierno (en referencia a CEOE) son "aquellos que han estado pidiendo al Gobierno rebajar el despido, los que pedían una rebaja de las cotizaciones sociales y los que vienen a pedir ayudas".
El presidente del Gobierno reconoció que es posible una reforma laboral en España, pero en sentido contrario del que propone la patronal que dirige Gerardo Díaz Ferrán.
Unidad en el PSOE
Por otra parte, Zapatero ha asegurado que el PSOE es un partido con una unidad "ejemplar" en esta "etapa histórica" de crisis y ha considerado "lógico" que en su entorno más cercano encuentre siempre "una voz de ánimo y de apoyo", ya que comparten su proyecto.
El presidente del Ejecutivo ha explicado que desde que fue elegido secretario general del PSOE hasta el día de hoy siempre ha sentido un "apoyo impresionante" de militantes y dirigentes del partido, que saben que el fin de la política es el interés general del país.
A su juicio, es una virtud que un partido se dedique a los problemas de la gente y "facilita muchísimo la tarea del Gobierno".