Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Kill Bill' sirvió de inspiración al asesino de la iglesia de Madrid

Los vecinos del inmueble que poseía dicen que "pegaba puñetazos a las paredes"

Los últimos meses los pasó deambulando por las calles y durmiendo en diferentes albergues pese a tener un inmueble en propiedad. Iván, el asesino de la mujer embarazada de Madrid, poseía una vivienda en la capital, fiel reflejo de su personalidad. La casa presentaba numerosos golpes en las paredes que sólo estaban decoradas con un cartel de la película "Kill Bill".
Fuentes policiales confirmaron que el hombre, que el jueves acabó con su propia vida y con la de una embarazada en una iglesia de Madrid, llevaba varios meses viviendo en la calle y durmiendo en diferentes albergues de la ciudad.
Además, según ha trascendido, Iván B.C contaba con numerosos antecedentes policiales por, entre otros delitos, tráfico de drogas, lesiones, malos tratos, amenazas, desobediencia y resistencia a la autoridad.
Según publica el diario El Mundo en su edición digital de este sábado, Iván había adquirido hace varios años un inmueble en la capital en el que habría invertido unos "500.000 euros".
"Pegaba puñetazos a las paredes, subía y bajaba la persiana durante 10 minutos sin sentido y tiraba cosas por la ventana", según relata una de las vecinas al citado rotativo.
Así, la vivienda presentaba las marcas de los golpes en las paredes que sólo habían sido decoradas con un cartel de la película "Kill Bill".
"Había días que jugaba sólo con la pared", tal y como afirman los vecinos del autor del tiroteo en la iglesia de Santa María del Pinar
Incinerada en Madrid
Por su parte, este sábado se ha dado el último adiós a Rocío, la mujer embarazada fallecida. Sus restos han llegado a media mañana al madrileño cementerio de la Almudena donde, porteriormente, han sido incinerados.