Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vivió a escondidas en casa de su ex antes de agredirla y amenazarla con un cuchillo

Vivió a escondidas en casa de su exnovia antes de agredirla y amenazarla con un cuchilloLafourche Parish Sheriff's Office

Taylor Broussard, de 21 años, ha sido detenido después de ensañarse a puñetazos con su exnovia y amenazarla con un cuchillo en la mano tras aparecer de pronto en su domicilio, en Louisiana, EEUU. Según detalla la investigación policial, descubrieron que antes de agredirla había estado viviendo a escondidas y en secreto en la buhardilla de su propia casa.

Un colchón donde dormir, botellas de agua, comida y botes de plástico llenos de orina. Eso fue lo que la policía de Lafourche Parish, en Louisiana, EEUU, encontró en la buhardilla de la casa de una mujer que denunció haber sido agredida por su exnovio. Un hallazgo que llevó a las autoridades a pensar que, efectivamente, Taylor Broussard, de 21 años, –quien fuera su pareja–, había estado viviendo a escondidas en su casa antes de agredirla.
Todo empezó el pasado 3 de mayo. Fue entonces cuando él agredió a su expareja ensañándose a puñetazos tras una discusión.
En ese momento, un menor estaba delante presenciando los hechos, pero Boussard prosiguió con su acto de violencia y lejos de dejar de golpearla, sacó un cuchillo y amenazó a la mujer.
Inmediatamente después, según recoge el medio FOX 8 Live, rajó con el arma blanca un colchón y otros objetos que se encontraban en la habitación.
Afortunadamente, la víctima logró escapar y se refugió en la casa de unos vecinos, desde donde llamaron a las autoridades en busca de ayuda.
Sin embargo, antes de que los agentes llegaran Boussard ya había huido de la escena tras robarle el bolso, el móvil y el coche a su exnovia.
Según detalla la investigación, esta última ya había alertado a la policía días antes porque el joven había entrado sin permiso en su casa, pero lo que no podía imaginar es que después de eso, –como concluyen las autoridades atendiendo a los objetos encontrados en buhardilla–, es que había estado viviendo a escondidas allí, en su propio hogar.
Pese a haber sorteado durante varias semanas a la policía, este miércoles ha sido arrestado, tal y como confirma la Policía de Lafourche Parish.
Como consecuencia, se le acusa de delitos por acoso, violencia doméstica con un menor involucrado, abuso doméstico agravado, robo de vehículo motorizado, robo e invasión del hogar, entrada no autorizada a una vivienda habitada y daño a la propiedad.