Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las claves del virus chikungunya, transmitido por mosquitos

A finales de 2013, el Caribe tuvo su primer caso del virus chikungunya transmitido por mosquitos, que posteriormente ha generado casi 1,2 millones de casos en 44 países o territorios. En España ya se ha dado el primer caso a finales de julio en un hombre de 60 años residente en Gandía. El doctor James Crowe, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos, y profesor y director del Centro de Vacunas de la misma universidad y su equipo anuncian ahora el primer gran panel de tratamientos con anticuerpos contra esta enfermedad en el último número de la revista 'Cell Host and Microbe'.

El virus chikungunya es transmitido por la picadura de mosquitos infectados. El que vivimos ahora es uno de los mayores brotes de cualquier virus en el mundo. El No se transmite de persona a persona, sino que se extiende con un efecto dominó de un mosquito infectado a una persona y de esa persona a un mosquito infectado previamente y luego a otro individuo.
Crowe y su equipo están desarrollando anticuerpos para combatir el chikungunya, un virus que se transmite por dos tipos de mosquitos 'Aedes'.
El virus Chikungunya causa una enfermedad similar a la gripe, con dolores de cabeza y fiebre y posteriormente dolores discapacitantes en las articulaciones que pueden durar años. Hasta ahora, no ha habido ningún tratamiento eficaz para la infección por el virus y no existe una vacuna con licencia para evitarlo.
El proceso de desarrollo en el laboratorio de Crowe se realizó a partir de pequeñas muestras de sangre de una persona infectada con anterioridad, en las que los investigadores encontraron células secretoras de anticuerpos contra el chikungunya y luego procesaron esas células para recuperar sus genes de ADN y anticuerpos.
El equipo comenzó el trabajo hace unos dos años adquiriendo la sangre de personas que tenían chikungunya y hasta ahora han aislado tres docenas de anticuerpos chikungunya. "Sorprendentemente, incluso décadas después de una infección, la gente todavía posee células en su sangre que fabrican anticuerpos para el chikungunya", destaca Crowe.
Mediante una tecnología desarrollada en Vanderbilt, su equipo logró sacar células B (que secretan anticuerpos) de la sangre, y mediante biología molecular, hacer medicamentos con anticuerpos. Para ello, se cogen cerca de entre una y dos onzas líquidas (28-56ml) de sangre de cada individuo que ha sido infectado; se separan los glóbulos blancos y rojos y se conservan los blancos, de forma que una vez que las células comienzan a producir anticuerpos, se sacan y se extraen los genes.
Los investigadores los están probando en sistemas modelo, pero el objetivo es poner a prueba uno o más de estos anticuerpos en seres humanos en aproximadamente un año. Cuando los estudios actuales de laboratorio identifiquen los mejores anticuerpos entre las varias docenas disponibles, Vanderbilt entregará sus conclusiones genéticas a una compañía farmacéutica para la fabricación en masa de los tratamientos.
Primer caso en España
El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) ha pedido estar alerta para detectar posibles infecciones por el virus Chikungunya, que se transmite por mosquitos, tras el primer caso autóctono detectado en España a finales de julio.
El virus afectó a un hombre de 60 años que reside y trabaja en Gandia (Valencia) que comenzó a presentar los síntomas de la enfermedad el pasado 7 de julio cuando se encontraba de viaje en Francia. El paciente no había estado previamente en ninguna zona endémica y tan solo llevaba 3 días en Francia, cuando el periodo de incubación del virus suele ser de entre cuatro y siete días, por lo que los técnicos de salud pública determinaron que el paciente se había infectado en la Comunidad Valenciana.