Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto homicida de Castelldefels no tenía denuncias por violencia machista

El hombre que presuntamente ha matado a su mujer e hijos y después se ha suicidado en Castelldefels (Barcelona) no tenía denuncias por violencia machista ni le constaban antecedentes por este tipo de delito, según han informado fuentes cercanas a la investigación. Al parecer, la pareja se peleaba con gritos e insultos frecuentemente, por lo que los vecinos habían alertado a la policía en varias ocasiones.

Tal y como han informado fuentes cercanas a la investigación, el agresor tenía 61 años, la mujer 45 y los dos hijos, siete y 12 años; los cuerpos de los cuatro han sido hallados muertos por arma de fuego en su casa del barrio La Pineda después de que un vecino alertara a los Mossos d'Esquadra a las 20.45 horas del miércoles.
La familia vivía desde hace pocos años en una casa de la calle 13Bis de Castelldefels, en el barrio de La Pineda.
Según han explicado vecinos, el hombre era de origen sudamericano y la mujer de Europa del Este y la pareja se peleaba con gritos e insultos frecuentemente, por lo que los vecinos habían alertado a la policía en varias ocasiones.
En declaraciones a los medios , Josefina García, vecina de la calle 13bis, ha relatado: "La pareja tenía bastante peleas, con insultos y gritos. No vi que hubiera agresiones físicas, sí que oía a los niños llorar muchas veces y en un par de ocasiones llamé a los Mossos d'Esquadra porque no podía soportar el lloro de los críos; pero tampoco sabía lo que había en esa casa ni que fuera a llegar a esto".
Esta vecina ha manifestado que "había veces que se habían discutido por la mañana y luego por la noche tenían una fiesta con amigos como si no hubiera pasado nada".
Otro vecino de la misma calle ha comentado que "eran vecinos aparentemente normales, pero sí que habían tenido alguna discusión fuerte y se oían insultos".