Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La violencia machista deja 48 mujeres y cinco niños asesinados en 2013

Violencia machista en Verín (Orense)cuatro.com

Un total de 48 mujeres han sido asesinadas este año por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja, lo que sitúa a 2013 como el año con menos víctimas mortales desde 2003, cuando empezaron a recogerse estadísticas al respecto. Asimismo, más de 63.000 mujeres permanecen bajo vigilancia policial por la amenaza que supone para ellas su pareja o ex pareja.

En cuanto a la cifra de asesinatos, aún hay cuatro crímenes por esclarecer, pero en caso de confirmarse que todos ellos corresponden con la tipología de la violencia de género, el balance final de 2013 seguiría siendo de los más bajos, con 52 asesinatos, los mismos que el año anterior.
En 2003 se computaron 71 víctimas mortales de los hombres con los que se relacionaban, 72 en 2004 y 57 en 2005, la más baja hasta el momento. El balance volvió a aumentar en 2006, con un total de 69 mujeres asesinadas, y siguió creciendo: 71 en 2007 y 76 en 2008. De nuevo, en 2009 bajaron a 56, frente a las 73 de 2010 y las 61 mujeres que fueron asesinadas un año después.
Desde el año 2003 han muerto en España 706 mujeres a manos de otros tantos hombres y de media, un ochenta por ciento de ellas no había denunciado que se encontraba sufriendo malos tratos, según las cifras de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.
Este organismo ha comenzado a recoger por primera vez este año la estadística de niños que han sido asesinados en estos crímenes, un total de cinco en 2013, o que han quedado huérfanos por los homicidios de sus madres: 42 sólo entre el 1 de enero y el 30 de noviembre.
Respecto a las mujeres bajo protección policial, el Sistema de Violencia de Género (VIOGÉN) que coordina el Ministerio del Interior ha supervisado más de 333.483 (incluyendo los que vigilan los Mosos d'Esquadra) casos desde su fundación, de los que 63.897 permanecían activos a 30 de noviembre, es decir, más de 63.800 mujeres con seguimiento por la amenaza que para ellas suponen los hombres con los que se relacionaban.
Del total de casos que han pasado por el sistema de la Policía Nacional, sólo seis fueron clasificados como de riesgo extremo, mientras 134 se ubicaron en la categoría de riesgo alto, 2.812 en riesgo medio y 13.134 como de riesgo bajo. Al final de noviembre se computaban además 47.811 casos en los que no se apreciaba situación de riesgo para la mujer. Hasta 122.299 correspondían a mujeres extranjeras.
Por edades, destaca el caso de las menores entre 14 y 17: casi un millar han pasado por el VIOGÉN y al cierre de noviembre 405 casos seguían activos en el sistema. En un caso se decretó que la chica estaba en situación de riesgo extremo, en tres era alto y en 30, de nivel medio. 122 se entraban en un riesgo bajo y en 249 casos no se apreció que el peligro existiera.
Entre las jóvenes de 18 a 30 años, la cifra se eleva a 81.807 casos, de los que 17.791 estaban activos al cierre del mes pasado. En cuatro se trataba de riesgo extremo, en 35 era alto, en 823 de nivel medio y en 3.806, bajo.
En las mismas fechas, conforme los datos de la Delegación del Gobierno, 734 brazaletes GPS para localización de maltratadores estaban funcionando. En total, desde que 3.000 dispositivos fueron puestos a disposición de los jueces españoles para las condenas por violencia de género con pena de alejamiento, 2.197 han sido usados alguna vez, aunque nunca han superado el millar los activos simultáneamente.