Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dieciocho años de cárcel para el soldado que violó a una joven: "Lo estaba disfrutando"

Dieciocho años de cárcel para el soldado que violó a una joven: "Lo estaba disfrutando"Policía de Surrey

Avan Mogridge, de 32 años ha sido condenado a 18 años de cárcel por un tribunal británico acusado de haber violado repetidas veces a una joven de 18 a la que también amenazó de muerte. El condenado siempre se mostró convencido de su inocencia al afirmar que "no he hecho nada malo. Lo estaba disfrutando". La agresión ocurrió el pasado mes de octubre en Guildford, al sur del Reino Unido.

Durante el juicio celebrado el pasado viernes 19 de mayo, la víctima se definió durante la vista como una chica "despierta y alegre" y lamentó que tras la agresión estaba "traumatizada y asustada", además indicó que no podía seguir con su trabajo como consecuencia del trauma.
La joven se dirigía a primera hora de la mañana del pasado 22 de octubre de 2017 hacia su trabajo cuando fue asaltada por Mogridge, militar en ejercicio.
El tribunal ha probado que el soldado la arrastró hacia una zona de matorrales y allí la violó varias veces durante más de una hora acompañando la agresión con amenazas de muerte.
Según informa Mailonline, a pesar del brutal ataque, la joven logró zafarse del acusado y huir hasta encontrar a una pareja que paseaba a su perro por los alrededores.
Durante el juicio, Mogridge intentó defenderse primero asegurando que era bisexual para despues declararse homsexual. Pero lo que le ha costando un mayor reproche judicial han sido su declaraciones sobre su inocencia.
Mogridge, aseguró al tribunal que era inocente porque "no he hecho nada malo", además, se mostró convencido de que "ella estaba disfrutando".
Sus declaraciones subieron de tono cuando a respuestas del tribunal se mostró convencido de que la joven a la que agredió sexualmente "le gustaba" lo que le estaba haciendo "porque sus piernas estaban temblando", para terminar insultándola con "eres una puta".