Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viento y la nieve provoca que 23 provincias estén bajo aviso

Imagen de la N-135 a la altura de Burguete (Navarra)telecinco.es
La nieve y el viento se intensificarán este lunes y 23 provincias se mantendrán bajo aviso a causa del mal tiempo, que será más notable en el noroeste de la Península, donde habrá probabilidad de aludes.
Aunque el descenso de las temperaturas se relajará en la Península, incluso con una leve subida, continuarán las heladas en el interior, especialmente en ambas mesetas y en zonas de montaña, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
La cota de nieve bajará a lo largo de toda la jornada, llegando a nevar a cotas realmente bajas. La cota de nieve comenzará entre los 500 y los 1.100 metros en el área pirenaica, en el Sistema Ibérico y en Baleares. En el cantábrico y en el Sistema Central, se situará entre los 900 y los 1.200 metros.
En Huesca se activarán los avisos de riesgo extremo por acumulaciones de nieve de hasta 40 centímetros de espesor y de riesgo importante por rachas de viento que alcanzarán los 120 kilómetros por hora, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
En Lleida también riesgo extremo por acumulación de nieve de hasta 50 centímetros de espesor. Rachas de viento de 100 kilómetros por hora, al igual que en Girona. Además, las temperaturas mínimas se situarán en los seis grados bajo cero en Huesca, en Girona y en Lleida.
Navarra acusará acumulaciones de nieve de hasta 35 centímetros de espesor y rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora, como en Zaragoza, donde las acumulaciones por nieve serán de 4 centímetros de espesor. En Burgos, León, Palencia y La Rioja estas acumulaciones serán de entre 5 y 6 centímetros.
En Barcelona, Mallorca y Menorca las olas llegarán a los 5 metros y el viento a los 80 kilómetros por hora. Riesgo también por olas, aunque de carácter más leve, en Guipúzcoa y Vizcaya.
Aviso importante a causa del viento en Teruel y Castellón, con rachas de hasta 100 kilómetros por hora, y de modo más leve en Guadalajara, Soria, Tarragona, Madrid y Valencia, donde el viento alcanzará los 80 kilómetros por hora. En Alicante y Murcia, vientos de hasta 70 kilómetros por hora.
El descenso de las temperaturas se relajará en la Península y se mantendrá sin cambios en el resto. Aparición de heladas en ambas mesetas y en zonas de montaña, siendo fuertes al final del día en Pirineos.
En el extremo norte peninsular, en nordeste de Castilla y León, en Sistema Ibérico y en Baleares el cielo amanecerá nuboso o cubierto con precipitaciones, que serán más intensas y persistentes en el Cantábrico, en el noroeste de Navarra y en Pirineos.
Probabilidad de tormentas en Baleares. Las precipitaciones podrán extenderse, de forma más débil y dispersa, a otros puntos del este de Castilla y León, del Sistema Central, del sur de Aragón, del este de Cataluña y del norte de islas Canarias de mas relieve.
En otras zonas de la mitad norte y del tercio este peninsular el cielo se mostrará nuboso o con intervalos nubosos. Predominio de poco nuboso o despejado en el resto.
El viento será de componente norte en todo el país, siendo fuerte en Pirineos, en el nordeste de Girona, en el Bajo Ebro y en Baleares. En el litoral cantábrico oriental, en el Sistema Central, en otras zonas del este y del nordeste peninsular y en las islas occidentales de Canarias, viento con intervalos de fuerte.