Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los videojuegos podrían mejorar las habilidades de atención en niños con trastornos sensoriales

Los videojuegos podrían ayudar a mejorar las habilidades de atención en niños con trastornos sensoriales, según ha mostrado un estudio liderado la profesora de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos), Elysa Marco, y publicado en 'PLoS ONE'.
Para alcanzar esta conclusión, los investigadores analizaron a 38 niños de entre 8 y 11 años con disfunción del procesamiento sensorial, es decir, sensibles al sonido o al tacto, y a otros 25 menores sanos.
Tras cuatro semanas de estudio, los expertos comprobaron que los videojuegos, especialmente el llamado 'EVO', diseñado para niños con estas deficiencias, habían mejorado el estado de 20 menores con problemas sensoriales y que, además, presentaban trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
"Los niños con trastorno del procedimiento sensorial presentan diferencias cerebrales, respecto al resto, tanto en la modulación sensoriales como en la capacidad para mantener la atención", ha comentado la investigadora.
Se estima que uno de cada 20 niños tiene problemas de procesamiento sensorial y, dependiendo de sus problemas, podrían ser tratados con la terapia ocupacional, que les ayuda a soportar un ruido fuerte o una luz brillante, o a través del juego, en el que se les ayuda a fortalecer la forma en la que el cerebro procesa y da prioridad a los pensamientos y estímulos externos.
Ahora bien, los investigadores han reconocido que una de las limitaciones que presenta el estudio es que no se han analizado los efectos de este videojuego con otro normal, por lo que los resultados no son concluyentes. No obstante, han asegurado que si se comercializa 'EVO' podría ser una intervención a tener en cuenta, además de la medicación, a la hora de tratar a niños con estos problemas.