Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres víctimas reales protagonizan la nueva y "cruda" campaña de sensibilización de la DGT

Pretende concienciar sobre las consecuencias de distracciones en carretera y del consumo de alcohol y drogas al volante
Anna González, principal promotora de la reforma para endurecer las penas por atropellos a ciclistas a través de la iniciativa #PorunaLeyJusta, es una de las protagonistas de la nueva campaña de sensibilización de la DGT para este verano. González perdió a su marido en un atropello cuando iba en bicicleta. Junto con ella, otras dos víctimas reales protagonizan los spots y relatan sus experiencias.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha presentado la campaña este miércoles 28 de junio con el objetivo de concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre las consecuencias de las distracciones en carretera y del consumo de alcohol y drogas al volante, para que las tragedias sean menores en las carreteras y para conseguir, algún día, que no haya más accidentes ni víctimas.
Junto con Anna González, los protagonistas de la campaña, que Zoido ha calificado de "cruda", son Jordi Porta, motorista que tuvo un accidente por conducir bajo los efectos del alcohol y que por culpa de ello se quedó en silla de ruedas; y Mar Cogollos, que quedó parapléjica por la distracción de quien le acompañaba en el coche, lo que provocó que se salieran de la carretera.
Tal y como ha reiterado el ministro, que ha estado acompañado del director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Benito Salcedo, esta campaña pone "cara y voz" a las víctimas, que a través de sus testimonios relatan sus "duras experiencias" en la carretera.
"Con sus mensajes lo que quieren hacernos es recapacitar", ha señalado Zoido, al tiempo que añade que la campaña también sirve para transmitir "que a todos la vida nos puede cambiar para siempre en un sólo segundo".
La campaña, que ha contado con la colaboración de asociaciones de víctimas y la componen tres anuncios de 20 y 30 segundos que podrán verse en las televisiones y en los perfiles de redes sociales del Ministerio del Interior y de la DGT, así como gráficas para medios impresos y medios online. En cada uno de los spots, las tres víctimas relatan cuál fue la causa del accidente que les cambió la vida.
Durante la presentación, Zoido ha dado las gracias a González por su "tesón", gracias al cual el PP registró la semana pasada una Proposición de Ley para la reforma del Código Penal con el fin de endurecer las penas por delitos de Seguridad Vial, entre otras medidas. "La ecuación es sencilla, tanto como dolorosa -ha narrado González--. Un metro y medio es lo que separa la vida de la muerte. Esa idea todos deberíamos tenerla grabada en el retrovisor y en la mente". González ha pedido así el respeto de los 1,5 metros para adelantar a los ciclistas, pero también ha reclamado respeto hacia los peatones.
Por su parte, Jordi Porta ha advertido de que cuando se tienen distracciones o se cometen delitos, como fue su caso (consumo de alcohol y drogas y exceso de velocidad), una persona tiene "muchas posibilidades" de que le toque el "Premio Gordo" de la lotería, que es tener un accidente, y que este es "muy desagradable". "Cuando salimos a la carretera, solo por el simple hecho de salir, es como si cogiéramos un número de la lotería", ha alertado.
En este sentido, Zoido ha reiterado que se debe tener "muy claro" que el alcohol, así como otras sustancias, "es absolutamente incompatible con conducir". El ministro ha destacado la "valentía y la sinceridad" de Porta, y considera que su testimonio servirá "mucho", sobre todo, para aquellos jóvenes que vayan a coger el coche.
Por su parte, Mar Cogollos ha destacado las consecuencias de haberse quedado postrada en una silla de ruedas. "He perdido mi independencia, mi intimidad", narra Cogollos, que lamenta que cuando se tiene un accidente como el que ella tuvo, un ser querido se convierte en un "cuidador".
Detrás de cada número hay una historia personal, una historia preciosa", ha declarado esta víctima, que ha pedido a los medios que cuenten cada día una de estas historias como si fuera un "cuento" (cómo fue la vida antes, qué pasó, cómo pasó y cómo es la vida después del accidente). Cogollos ha subrayado la importancia de no tener distracciones al volante, pues considera que "al volante, el 100% de la atención es poca".