Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer fin de semana del otoño será veraniego tras los chubascos que afectarán hasta el viernes al tercio este

La inestabilidad en el este peninsular marcará esta semana en la que una masa de aire frío afectará al Mediterráneo, donde se producirán chubascos y tormentas, hasta que el tiempo seco y soleado con temperaturas veraniegas vuelvan a instalarse en el primer fin de semana del otoño, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Según ha explicado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, lo principal esta semana será la "cierta inestabilidad" en el este, con chubascos y algunas tormentas y el fin de semana de tiempo estable y ascenso térmico.
En concreto, ha indicado a Europa Press que este martes se prevén intervalos nubosos en el Cantábrico y en el norte de Galicia y podría haber alguna precipitación débil en el Cantábrico oriental por la mañana.
Además, en el Mediterráneo habrá intervalos nubosos y podría estar cubierto el cielo de todo el área mediterránea. Así, ha dicho que no se descartan chubascos y tormentas en Melilla, sureste peninsular, este de Cataluña y de Baleares, pero al final del día tenderá a poco nuboso.
En el resto del cuadrante nordeste espera intervalos nubosos y alguna tormenta aislada en zonas de montaña en el Pirineo central y en el este del Sistema Ibérico, mientras en el resto del país habrá cielos poco nubosos y quizá con alguna nube de evolución en Baleares.
Respecto a Canarias, ha indicado que toda la semana predominará el régimen de alisios, por lo que se esperan intervalos nubosos en el norte de las islas de mayor relieve, donde podría haber algún chubasco débil y ocasional y estará poco nuboso en el resto. También ha añadido que podría haber brumas matinales en el extremo noroeste y en el suroeste peninsular y que el jueves, además, se prevé nubosidad media y alta en las islas y vientos de intensidad fuerte del noreste.
En cuanto a las temperaturas, Casals espera este martes un descenso del mercurio en el Mediterráneo y pocos cambios en el resto, aunque dentro de "lo normal" para esta época del año, ya que en el suroeste y algunas áreas del tercio este se superarán los 25 grados centígrados.
Ya el miércoles, la portavoz prevé intervalos nubosos en Galicia y en el Cantábrico occidental y quizá alguna lluvia débil, al tiempo que seguirá la inestabilidad en el este por lo que habrá cielos nubosos o con intervalos nubosos en el norte de Aragón, Cataluña y Baleares.
En concreto, ha dicho que los chubascos y las tormentas afectarán al este de Cataluña, a Mallorca y Menorca. En el resto de España predominarán los cielo poco nubosos o despejado pero podría registrarse alguna nubosidad diurna en el tercio norte y en el tercio este peninsular. También puede producirse algún chubasco o tormenta aislada en el extremo este del sistema Ibérico.
Asimismo, las brumas matinales afectarán a zonas de Galicia y del Cantábrico así como en el extremo suroeste peninsular y quizá en puntos del litoral mediterráneo.
Los termómetros subirán el miércoles en el Mediterráneo y descenderán en el extremo oeste peninsular, de modo que el ascenso será "notable" en Castilla y León, sobre todo en el noreste, La Rioja y valle del Ebro, Álava, oeste de Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, donde subirán hasta 6 grados centígrados.
Igualmente ascenderán en el área mediterránea, de 1 a 4 grados centígrados según las zonas mientras que descenderán en Galicia y Extremadura y partes de Huelva, de uno a 3 grados centígrados y bajan 4 grados centígrado en Pontevedra.
En la mitad sur y en la mitad del medio Ebro se superarán los 25 grados centígrados y en la costa atlántica no rebasarán los 20 grados centígrados y en Asturias occidental, pero en el resto del país estarán entre los 20 y los 25 grados centígrados.
La portavoz ha añadido que el jueves se prevén cielos cubiertos en el Cantábrico, alto Ebro y norte de Navarra, con precipitaciones y que en el Mediterráneo oriental estará nuboso con intervalos y con chubascos y tormentas tanto en Cataluña como en Castellón y Baleares y tampoco los descarta en otros puntos del tercio oriental de la Península. En el resto de la Península cielos poco nuboso o despejados y brumas matinales en el Estrecho.
Respecto a las temperaturas, Casals prevé un descenso en el tercio occidental de la Península, de 1 a 2 dos grados centígrados en la mitad sur y en el tercio occidental del norte y entre 2 y 3 grados centígrados en el resto del País Vasco.
VUELVE EL VERANO
De cara al fin de semana, ha explicado que el viernes permanecerán los cielos nubosos o los intervalos nubosos en el tercio oriental peninsular y podría haber precipitaciones en el litoral mediterráneo peninsular, sobre todo en Cataluña, Levante y Baleares donde podrían ser intensas en algunos puntos.
Tampoco se descartan en otras zonas del Mediterráneo. En el Cantábrico habrá intervalos nubosos pero sin precipitaciones y en el resto el viernes será un día de cielos poco nubosos o despejados.
Los termómetros subirán de nuevo el viernes, sobre todo en la mitad oeste y llegarán a subir hasta 6 grados centígrados en el sur de Galicia y de Asturias, mientras que en el resto ese ascenso será de 1 a 3 grados centígrados. Por el contrario, bajarán en Baleares y en el tercio este de la Península mientras en Canarias seguirán sin cambios.
En concreto, ha dicho que podrían superar de nuevo los 30 grados centígrados en el valle del Guadalquivir, aunque ha afirmado que esto "es normal aún en esta época".
Por último, prevé que el escenario "más probable" para el fin de semana es que el sábado predomine el tiempo estable, los cielos poco nubosos y sin precipitaciones en toda España, aunque no se descarta alguna lluvia débil en Galicia y algún chubasco ocasional en el Mediterráneo.
Casals ha dicho que las temperaturas serán "normales" para esta época del año y que se podrán superar los 30 grados centígrados en puntos del cuadrante suroeste peninsular y en Extremadura; estarán en torno a los 20 grados centígrados en el Cantábrico oriental.
Del mismo modo, en Castilla y León podrán acercarse a los 30 grados centígrados, sobre todo en las zonas bajas de la meseta, así como en algunas áreas de Vizcaya, valle del Ebro, Castilla-La Mancha así como en algunos puntos de la mitad sur de Galicia.
"Será un fin de semana casi de verano, apenas sin lluvias y con temperaturas agradables", ha comentado.
En cuanto al domingo, será una jornada de tiempo estable "en la mayor parte del país" aunque podría haber algunos intervalos nubosos en el tercio norte y en Baleares.
Finalmente, ha agregado que bajarán las temperaturas en la cornisa cantábrica, tras subir el viernes y el sábado; que en el sureste podrían bajar muy ligeramente y en el resto permanecerán sin cambios.