Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La venganza sexual de un policía de Barcelona podría salirle muy cara

La venganza sexual de un policía de Barcelona podría salirle muy caraGtres

Un subinspector de la Guardia Urbana de Barcelona será juzgado por presuntamente haber difundido una foto de contenido sexual para vengarse de su expareja, que también es agente del cuerpo policial, han informado fuentes conocedoras del caso.

El juicio está fijado para el 28 de abril y la Fiscalía y la acusación particular piden para el subinspector una pena de tres años de prisión por un delito contra la intimidad por descubrimiento y revelación de secretos, según publica 'La Vanguardia'.
Los hechos se remontan a 2008 cuando la víctima, de 23 años, decidió romper la relación con un cabo de la Urbana, de 36, con quien llevaba unos meses de relación sentimental.
El cabo, que fue ascendiendo en el cuerpo hasta subinspector, enfadado con la actitud de la que era su novia, entró en su correo electrónico y envió la foto comprometedora a todos sus contactos, emplazándoles a contactar con ella para pedirle sexo.
Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han explicado que en 2009 se tuvo conocimiento del inicio del procedimiento penal y que desde el consistorio adoptaron medidas cautelares contra el policía como un cambio de destino y la retirada del arma durante dos años, aunque al estar judicializado el caso se dejó en manos de la justicia.
Asimismo, pusieron a disposición de la víctima los servicios municipales de atención a la mujer, y también la Unidad de deontología y asuntos internos en el caso que se produjera un nuevo acto de discriminación.