Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Superior suspende la ordenanza municipal que prohibía el uso del velo islámico

Desde el viernes en las calles de Reus se vuelvan a ver mujeres con pañuelo o velo islámico porque el Tribunal Superior de Justiticia de Cataluña ha suspendido cautelarmente la ordenanza muncipal que lo prohibía. Hace siete meses el consitorio aprobó una polémica ordenanza que prohibía el velo o el burka incluso en la calle. Pero ahora la denuncia de ocho entidades ha provocado que la ley suspenda esa norma municipal. En Reus con 100.000 habitantes y un 10 por ciento de musulmanes hay quien ve con buenos ojos esa decisión. Aunque hay vecinos que no opinan lo mismo. La sentencia no es la primera de hecho se ha utilizado la misma base jurídica que en Lérida donde el mismo tribunal ya levantó hace un año el veto a estas prendas religiosas. El ayuntamiento de Reus dice que recurrirá porque su ordenanza no atenta contra la libertad religiosa ya que también prohíbe el uso de pasamontañas o el casco integral por motivos de seguridad.