Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un "vehículo kamikaze" con 15 inmigrantes a bordo intenta entrar en Melilla

Un "vehículo kamikaze" con 15 subsaharianos a bordo intenta entrar en MelillaGTRES

Un "vehículo kamikaze" con 15 inmigrantes subsaharianos a bordo ha intentado entrar en Melilla a toda velocidad esta madrugada pero ha colisionado contra la verja española debido a los sistemas 'zigzagueantes' existentes en la llamada "tierra de nadie". Sin embargo, cinco de ellos lograron escapar de las fuerzas de seguridad marroquíes y entrar a la carrera a la ciudad española.

Desde febrero de 2013 no se producía un intento de acceso irregular similar, en el que se usa un vehículo repleto de inmigrantes para intentar entrar a toda velocidad por la frontera, sorteando obstáculos físicos y a los miembros de las fuerzas de seguridad de España y Marruecos que custodian la frontera.
Según ha informado una portavoz de la Delegación del Gobierno, los hechos han ocurrido a las 03.00 horas de este viernes cuando un turismo marca BMW con matrícula de Marruecos, logró burlar el control marroquí de Beni-Enzar y dirigirse, a máxima velocidad, hacia la frontera melillense. Sin embargo, su rumbo zigzagueante, consecuencia también de su veloz huida hacia Melilla, le llevó a chocar contra parte de los portones de la frontera española, donde el vehículo quedó empotrado.
Todos adultos y varones
Según pudieron comprobar los agentes españoles, en el vehículo viajaban un total de 15 subsaharianos, todos adultos y varones. La citada fuente ha admitido que de ellos, cinco lograron bajarse y adentrase en territorio melillense, antes de que el automóvil y resto de ocupantes fueran interceptados por las fuerzas de seguridad de Marruecos.
La portavoz gubernamental ha subrayado que actualmente las Fuerzas de Seguridad españolas investigan la identidad de los inmigrantes que han logrado acceder a Melilla y están evaluando los daños que el vehículo ha ocasionado en el exterior de la verja fronteriza de Beni-Enzar.
Antecedentes e imputación
El suceso de esta madrugada enlaza con los que ya se sucedieron en enero y febrero de 2013, cuando varios coches, a toda velocidad, intentaron o vulneraron de igual modo algunos de los puestos fronterizos de la Ciudad Autónoma de Melilla.
En esos dos casos 21 subsaharianos consiguieron pasar a la ciudad española, pero todos ellos fueron devueltos a Marruecos a los pocos días, en aplicación del acuerdo de repatriación que existe entre España y Marruecos alcanzado en el año 1992 pero que no entró en vigor hasta veinte años después, en diciembre de 2012, después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.
Esa decisión le costó la imputación al delegado del Gobierno Abdelmalik El Barkani y al segundo jefe de la Comandancia, el comandante Ortega, tras ser denunciados por la ONG Prodein y por el partido político Coalición por Melilla (CPM), si bien recientemente fueron absueltos al considerar la Justicia que obraron dentro de la legalidad.
En esta ocasión la Delegación del Gobierno no ha precisado qué hará con los cinco subsaharianos que ya han pasado y si también van a ser devueltos como ocurrió en 2013.
Únicamente ha admitido que los vehículos kamikazes son, por demás, algunas de las variadas formas con que las mafias que trafican con inmigrantes irregulares organizan los accesos violentos y a la fuerza a territorio europeo.