Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere en Barcelona el niño de seis años infectado de difteria

Su pequeño cuerpo no aguantó más. Tras 28 días de lucha contra la difteria, Pau nos dejaba esta madrugada. El pequeño comenzó a notar síntomas el 25 de mayo pero no fue sometido a pruebas específicas hasta cuatro días después. Una vez confirmada la presencia de la bacteria en su organismo, fue trasladado, ya en estado crítico, desde Olot a la Vall d'Hebron. La falta de medicamentos obligó al hospital a buscar por toda Europa la antitoxina diftérica, que finalmente llegó procedente de Rusia. La difteria, una enfermedad infecciosa causada por una toxina que se contagia básicamente por vía respiratoria, no circula en el territorio español desde hace décadas. Quizá por eso, los padres del pequeo había decidido no vacunarle. Tras enfermar su hijo, acusaron a los grupos antivacunas de haberles informado mal. Con la aparición de este caso, sin embargo, la Generalitat monitorizó a "entre 100 y 150 personas" que estuvieron en contacto con el niño. En las escuelas de Olot, por ejemplo, se detectaron a 47 niños sin vacunar.