Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lagunas en la vacunación contra el sarampión favorecen la aparición de brotes en Europa

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) ha alertado de que las lagunas en la cobertura vacunal contra el sarampión han propiciado la aparición de varios brotes de esta enfermedad en Europa en el último año, que han afectado sobre todo a niños y jóvenes.
Durante los dos primeros meses de 2017 se han detectado más de 1.500 casos de sarampión en 14 países, provocados por una "acumulación de individuos no vacunados", según alerta este organismo europeo.
Además, avisan de que en diez países incluido España el número de casos en estos dos primeros meses del año ha duplicado los registrados en el mismo periodo de 2016. Esto ha sucedido también en Austria, Bélgica, Croacia, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Rumanía y Suecia.
"Es inaceptable escuchar que haya niños y adultos que estén muriendo por una enfermedad para la que hay vacunas seguras y rentables", según el comisario de salud de la Unión Europea, Vytenis Andriukaitis.
El sarampión es un virus altamente contagioso que se propaga a través del contacto directo y por el aire. Aunque se puede prevenir con vacuna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que esta enfermedad provoca cada año 134.000 muertes, según datos de 2015.
Entre el 1 de marzo de 2016 y el 28 de febrero de 2017 se notificaron en Europa un total de 5.881 casos de sarampión, el 46 por ciento en Rumanía, el país más afectado tras Italia (24%) y Reino Unido (9%).
PREOCUPAN LOS CASOS EN POBLACIÓN ADULTA
El informe del ECDC asegura que uno de los aspectos más preocupantes de los recientes brotes en Europa es que se han detectado en los grupos de más edad y en los niños. En 2015 y 2016 alrededor de un tercio de todos los casos de sarampión en Europa se produjeron en adultos mayores de 20 años.
"Los vacíos en la vacunación de adolescentes y adultos que no recibieron la vacunación en el pasado, así como el fortalecimiento de los programas de vacunación será clave para prevenir futuros brotes", ha señalado.
La confianza de la población en la vacunación es un importante problema de salud mundial, ya que lleva a algunas personas a rechazar vacunas que podrían salvar vidas. Los expertos creen que estas reticencias se alimentan de la controversia que hay sobre los posibles efectos secundarios de estos medicamentos y las dudas que generan en algunos médicos.
Además, muchos adultos no se dan cuenta de que son susceptibles a enfermedades prevenibles por vacunas como el sarampión, creyendo falsamente que sólo se infectan los bebés y los niños en edad escolar. Para interrumpir la cadena de contagio se necesita una cobertura vacunal de al menos un 95 por ciento, según el ECDC.
Los datos más recientes de 2015 mostraron que la cobertura de vacunación con la segunda dosis de sarampión era inferior al 95 por ciento en 15 de los 23 países de la Unión Europea que publicaron sus datos. La cobertura de la primera fue inferior al 95 por ciento en 12 de los 27 países que hicieron pública su información.