Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El último grafiti

La Policía Nacional ha detenido a dos de los grafiteros más activos de Madrid como presuntos autores de unos 46 delitos contra las instalaciones de Renfe. Actuaban intensamente desde el 2010. Tenían muy estudiado tanto el horario de los trenes como la situación de las cámaras de seguridad. Los daños rondan los 270.000 euros. Como medida, el juez ha determinado que no podrán acercarse a menos de 200 metros de cualquier instalación ferroviaria.