Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis trucos para deshacerte del hipo

Mujer bebiendo aguaGtres

No, aguantar la respiración no es un método eficaz para quitar el hipo. Probablemente lleves toda tu vida intentando deshacerte de este mal de forma incorrecta. Sin embargo, hay una serie de trucos que pueden acabar con él en cuestión de segundos. 

HAZ FUERZA CON LA LENGUA
Aunque pueda sonar extraño, es de mucha utilidad empujar la lengua contra los dientes para estimular el nervio vago, llamado así porque ‘deambula’ por el cuerpo llevando señales del cerebro al estómago. Al estimularlo, se consigue que el cuerpo digiera comida más rápido, lo que presionada el diafragma y acaba con el hipo.
BEBE UN VASO DE AGUA MUY FRÍA
Olvídate del mito de que tienes que beber un vaso de agua al revés. Lo que sí debes hacer es beber un vaso de agua muy fría, ya que eso también contrae el estómago y presiona el diafragma, haciendo que cese el hipo.
RESPIRA EN UNA BOLSA
Con cuidado para que no se produzcan asfixias, pero lo cierto es que los expertos recomiendan este método. El motivo es que el cerebro entra en un modo de alerta, produciendo mucha adrenalina que obligar a que cese de mandar las señales que hacen que el hipo cese.
PONTE MIEL DEBAJO DE LA LENGUA
Al igual que hacer presión con la lengua, este método estimula el nervio vago, y en consecuencia hace que el estómago se contraiga, presionando el diafragma y acabando con el hipo.
MASTICA LIMÓN
Es un remedio que se descubrió para quitar el hipo a las personas que bebían en exceso. El sabor ácido del cítrico también ayuda a estimular el nervio vago, según recoge el 'Daily Mail'. 
PON TUS DEDOS EN LOS LABIOS
Presiona ligeramente los labios con tus dedos, haciendo que la parte interior de estos presionen a su vez la base de la lengua. En teoría esto estimula el nervio frénico, directamente conectado al diafragma, y así cortando de raíz el hipo.