Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El extremista que abrió fuego en un tren asegura que solo quería robar a los pasajeros

El individuo que este viernes abrió fuego con un rifle de asalto a bordo de un tren que viajaba de Ámsterdam a París dejando tres heridos, asegura que solamente pretendía robar a los pasajeros y no perpetrar un atentado terrorista, informa el canal de televisión NTV.

Ayoub El Khazzani, un marroquí de 26 años y que residió hasta el año 2014 en España, podría ser el autor del atentado terrorista producido en un tren que partía desde Ámsterdam hasta París. El hombre fue reducido por tres personas en el momento del ataque, dos de ellos militares estadounidenses, y ha dejado tres heridos, entre ellos uno en estado grave. El hombre ha sido trasladado hasta la Subdirección Antiterrorista de la Policía, situada en la capital francesa, para que las autoridades puedan continuar con la investigación.
El supuesto terrorista, durante los interrogatorios, dijo que encontró una mochila en un parque de Bruselas y que en su interior había una pistola traumática, municiones y un rifle Kaláshnikov que luego usó para cometer el "robo".
VEl Khazzani vivió siete años en España, primero en Madrid y, posteriormente, se desplazó a Algeciras (Cádiz). El Khazzani cuenta con antecedentes por tráfico de drogas en España (fue detenido al menos en tres ocasiones por delitos relacionados con el tráfico de drogas) donde las fuerzas de seguridad le sometieron a seguimiento debido a su carácter yihadista radical, han informado fuentes de la lucha antiterrorista dependientes del Ministerio del Interior. Debido a su perfil, fue monitorizado por los expertos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado hasta que en marzo de 2014 abandonó el territorio español.
El terrorista tenía conocidos en Algeciras y en Bélgica, y formaba parte de una célula terrorista que actuó en Bélgica en enero de 2015, según las fuentes del medio ' La Voix du Nord'. Presumiblemente, el marroquí utilizó su estancia en Siria para avanzar en su proceso de radicalización y entrar en combate en la Guerra Civil siria, donde habría recibido adiestramiento militar.