Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La junta de tratamiento de la cárcel rechaza aplicar el tercer grado a Julián Muñoz

Muñoz y Roca, en el banquilloEFE

El abogado del exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz ha asegurado que la junta de tratamiento de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre "ha rechazado conceder permiso o salida de fin de semana" al exregidor y "no ha resuelto en sentido favorable a aplicar ninguno de los beneficios del tercer grado", como el traslado a un Centro de Inserción Social (CIS), "con la excusa, para mí, de que se está a la espera de la libertad condicional".

Ante esto, el letrado Antonio José García Cabrera, que ha estado este martes en la prisión, ha dicho que ha pedido al juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga "que ejecute el tercer grado" sin esperar a que el mismo magistrado decida sobre la libertad condicional. El abogado ha mostrado su confianza en que el juez resuelva pronto sobre esto y, además, ha apuntado que recurrirá la decisión de no conceder los permisos.
Asimismo, ha instado a que se eleve a la Secretaría General del Instituciones Penitenciarias en Madrid la designación de un Centro de Inserción Social, en concreto el de Algeciras (Cádiz), algo que "no entiendo cómo aún no se ha hecho", ha manifestado a Europa Press el letrado, quien ha considerado que en su opinión "no es correcto esperar a que se resuelva el expediente de libertad condicional para hacerlo" ni para aplicar el tercer grado.
García Cabrera ha recordado que este proceso viene desde 2015, cuando "el 23 marzo hubo una resolución en la que se decía que Julián Muñoz tenía que seguir en segundo grado", la cual "ahora ha sido declarada contraria a derecho" por la Audiencia de Málaga, que, según ha incidido, "ha dicho que tiene que estar en tercer grado por enfermedad grave e incurable". "Julián Muñoz tenía que llevar un año en tercer grado", ha insistido.
"Si se ha propuesto la libertad condicional porque está enfermo, porque la permanencia en el centro penitenciario perjudica su salud, qué sentido y qué lógica tiene la decisión de Instituciones Penitenciarias de no aplicar nada del tercer grado", ha manifestado el letrado, quien ha criticado que en el expediente de libertad condicional "se manden informes incompletos" y otros "anteriores" a los actuales.
La junta de tratamiento de la cárcel malagueña remitió la pasada semana al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria la propuesta de la libertad condicional para Muñoz, tras confirmarse la concesión del tercer grado; pero el magistrado pidió una serie de diligencias complementarias, sobre todo informes médicos y forenses sobre su estado de salud, antes de decidir sobre la resolución de dicho expediente.