Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Facebook e Instagram, soy una mujer 'trans' tomando hormonas. ¿Me vais a censurar?"

Courtney DemoneCourtney Demone

Courtney Demone es una mujer transexual canadiense de 24 años. Es diseñadora, escritora y activista y se encuentra en el proceso de convertirse en una mujer. Está tomando hormonas y sus pechos han comenzado a crecer. Sus cambios están empezando a notarse físicamente y también lo hace la percepción que la sociedad tiene de ella como mujer. Por eso ha puesto en marcha una campaña en las redes sociales, #DoIHaveBoobsNow  -#Tengopehosahora-,  para ver en qué momento Facebook e Instagram censuran sus pechos en la red. Al mismo tiempo, invita a quien quiera escribir su historia y la de su cuerpo para que lo haga con la campaña #FreeAllBodies.

"Hace unas semanas que ya me duelen los pezones. Me dijeron que dolería, pero para lo que no estaba preparada era para el roce constante o la sensación de ardor de la camisa que llevo puesta. Soy una mujer trans y comienzo a tener pechos. A pesar del dolor, es emocionante", explicaba a Mashable.
Sin embargo, su emoción a menudo va acompañada de confusión. Poco después de reconocerse como mujer y antes de empezar a tomar hormonas, “estaba tomando el sol en mi jardín cuando un compañero de piso me preguntó: “Si ahora eres una chica, ¿significa que no podré mirarte más cuando no lleves camiseta? Aunque me lo dijo bromeando, me impactó. Al día siguiente fui a bañarme y me tapé la parte de arriba porque como mujer siento vergüenza cuando muestro mis pezones, independientemente de que el mundo lo vea como un problema”.
No fue el único momento de incomodidad. Una noche, un amigo le dijo: "Si realmente quieres ser una chica, debes tener un bolso. ¡Ah! Y el vello de las axilas es un poco largo. Antes como hombre, nadie me decía cómo debía cuidar mi apariencia. Hola, policía de la imagen”, explica.
También ha notado un cambio en la actitud masculina hacia ella. Después de cambiar su foto en una red de contactos, un chico le envió un bonito mensaje, al que no respondió porque en su perfil explica que no está interesada en los hombres. Unos días después, el chico le mandó este mensaje: “Que te jodan, puta”. Courtney señala que “en todos mis años de citas por Internet antes de reconocerme como mujer, nunca recibí mensajes como este. Adiós privilegio de no ser sexualmente amenazada por extraños. Hola expectativa de comprometerme con cada hombre que se me aproxima”.
Otro ejemplo claro del cambio de actitud de los hombres hacia ella, son las imprecaciones por la calle, especialmente por la noche. Le ocurre cada fin de semana y cuanto más femenina es gracias al tratamiento, más frecuentes y amenazantes son los abusos verbales. “Adiós privilegio de sentirte segura en espacios públicos”, indica.
“Yo no he cambiado mucho, pero la percepción de la sociedad sobre mí ha cambiado inmensamente”, señala. “Es mi feminidad, no mi transgenero, lo que me ha quitado muchos de mis privilegios, y es la misoginia la que ha roba a las mujeres esos privilegios”, observa.
Por eso se pregunta en qué punto el desarrollo de sus pechos hará que necesite cubrirse los pezones. “Yo ya me siento avergonzada al hacerlos visibles, pero ¿en qué punto la sociedad dirá que es inaceptable que los enseñe? Para hacerme una idea, tengo a mis amigos Facebook e Instagram para ayudarme a responder a esa cuestión. En los próximos meses, subiré fotos mías en topless a Facebook, Instagram y otras redes sociales usando el hashtag #DoIHaveBoobsNow hasta que decidan que mis pechos se han desarrollado lo suficiente para ser sexualizada y ser merecedora de censura (si cambian sus políticas en ese tiempo, ¡mejor!)”.
“También quiero oír vuestras historias. Si eres transgénero, tienes una mastectomía, eres de cuerpo grande, estás dando de mamar, tienes una discapacidad, tienes cicatrices, eres una persona de color o tienes una visión única de un cuerpo único, queremos ayudarte a desafíar las opresivas políticas de censura y compartir tus experiencias de tu propio cuerpo. Usando  #DoIHaveBoobsNow o #FreeAllBodies, escribe tus propias experiencias y/o cuelga tus propias fotos en topless o no”, invita.