Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un campeón del mundo de levantamiento de peso confiesa ser transexual

Un campeón del mundo de levantamiento de peso confiesa ser transexualInstagram Matt Kroc

El campeón del mundo de levantamiento de peso, Matt Kroc, de 42 años, ha sorprendido a todos después de cambiarse el nombre por el de Janae Marie Kroc, confesando así que siempre se ha sentido mujer y le gusta caracterizarse como tal. Los transexuales en Estados Unidos abren definitivamente sus armarios buscando romper con prejuicios y clichés que ya se presentan manidos y anclados en el pasado.

A sus 42 años, al americano Matt Kroc no hay peso que se le resista. Sus músculos describen a un fornido culturista que ha dedicado buena parte de su vida a un estricto, duro y disciplinado entrenamiento para esculpir su cuerpo. Sin embargo, al campeón del mundo de levantamiento de peso aún le faltaba por resolver una batalla más que libraba en su lucha por el culto al cuerpo.
Tras su figura, rocosa y de enormes proporciones, se escondía realmente una mujer. Ahora, a Matt Kroc se le conoce como Janae Marie Kroc, puesto que venciendo su última barrera, ha decidido cambiarse de nombre y revelar de una vez por todas lo que siente. Aunque reconoce que le gusta ser muy masculino en lo que respecta a lucir un cuerpo musculado hasta el límite, confiesa que verdaderamente siempre se ha sentido muy femenino y le encanta vestirse de mujer.
De esta manera, parece que los transexuales en Estados Unidos abren definitivamente sus armarios, desafiando a prejuicios y clichés que cada vez más se presentan como manidos y anclados en el pasado.
Casos sumamente mediáticos como el de Bruce Jenner, campeón olímpico y padrastro de las Kardashian, –con un reportaje para Vanity Fair en el que, ahora 'Caitlyn' Jenner, destapaba su verdadera condición–, han constituido un impulso y un aliciente para que aquellos que se sentían igual predicasen con su ejemplo.
Un suceso similar y también con repercusión mediática fue el del famoso culturista, exmarine y guardia de seguridad de Bill Clinton, quien estaba esperando a que sus tres hijos crecieran para contar que con ropa de mujer se sentía feliz y que se consideraba una lesbiana en un cuerpo de hombre.
Del mismo modo, el año pasado por primera vez se nominó a un Emmy a una transexual: Laverne Cox, por su excelente trabajo en la famosa serie Orange is The New Black.
Más allá, uno de los hermanos de Wachowski nos sorprendió con su cambió de género; y el ganador del Oscar a mejor actor de este año, Eddie Redmayne, rueda estos días la historia de Lili Elbe, la primera mujer que se sometió a un cambio de sexo.
Sin duda, Estados Unidos está cambiando, y al igual que hacen las estrellas de Hollywood, sede del glamour y del 'Star System', son muchos los que se suman ahora a contribuir en la construcción de una sociedad más libre y tolerante donde se respete tanto lo común como lo diferente.