Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tragedia migratoria en el Mediterráneo se cobra decenas de vidas de niños

Personas flotando sin vida en el agua...Este fue el dramático mensaje lanzado por radio desde la embarcación de los guardacostas italianos. Lo que estaba viendo era esto: decenas de personas que habían caído al agua desde una enorme barcaza de madera, frente a las costas de Libia.
Las ONG que actúan en la zona y la guardia costera italiana ha informado de la localización de 31 cadáveres, en su mayoría niños. Todos ellos formaban parte de un pasaje de entre 500 y 700 migrantes que se hacinaban en esa barcaza, que finalmente se ha incendiado.Durante todo el día hasta 15 operaciones de rescate estaban en marcha para salvar al mayor número posible de personas.
Una patrullera de los guardacostas italianos, varios barcos comerciales y los socorristas han trabajado en los rescates, mientras que un helicóptero y un avión militares lanzaban botes salvavidas. En lo que llevamos de año al menos 1.254 personas han muerto o desaparecido en el Mediterráneo central, según el balance de la Organización Internacional para las migraciones y más de 50.000 migrantes han desembarcado en Italia.