Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajar en exceso... puede matar

 Un reciente estudio permite comprobar que los trabajadores que realizan más de 55 horas semanales en sus empleos tienen mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Concretamente, aumentaría un 13% el riesgo de infarto y hasta un 33% el de sufrir un ictus. Los hábitos de vida poco saludables y el estrés que suelen ir asociados a estas largas jornadas de trabajo, aumentan las probabilidades de tener una salud delicada. Frente al problema, algunos expertos recomiendan reducir la carga de trabajo, incluso encuentran en el problema una posible solución al paro: repartir el exceso de horas con aquellos que no tienen empleo.