Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una trabajadora compra 1.000 juguetes para los niños enfermos de un hospital

Una trabajadora compra más de 1.000 juguetes para los niños enfermos de un hospitalcuatro.com

El gesto que ha tenido Jessie Tendayi ha alegrado la Navidad a muchos niños enfermos de un hospital infantil de Illinois (EEUU). La mujer, de 54 años, ahorra cada Navidad para comprar juguetes para los más pequeños. Este año, ha gastado más de 4.800 euros en 1.000 juguetes para alegrar las fiestas de los niños enfermos.

Una empleada de la cafetería de un hospital infantil de Illinois, en EEUU, se ha convertido en la heroína de muchos niños enfermos. Jessie Tendayi, de 54 años, compra cada año con su dinero regalos para los más pequeños. Durante las últimas ocho Navidades, Tendayi pide turnos extras en el servicio de comidas del Hospital Trinity de Chicago para ahorrar dinero y poder comprar juguetes para los niños. En 2009, comenzó comprando 100 juguetes. Este año, ella ha multiplicado sus regalos por diez, según informa el Chicago Tribune.
Tendayi se ha gastado más de 5.000 dólares (4.8000 euros) de su propio dinero en más de 1.000 juguetes para los niños enfermos del hospital infantil de Illinois, un suburbio de Chicago. El pasado 12 de diciembre, Tendayi entregó los juguetes a los niños enfermos, que se mostraron agradecidos con el gesto de la mujer.
Una trabajadora compra más de 1.000 juguetes para los niños enfermos de un hospital
"¿Por qué lo hago? Dios está en mi corazón. Un día estaba viendo la televisión y vi a niños que necesitan regalos y me pregunté que qué podía hacer. Así que empecé a ahorrar de mi dinero para asegurarme de que los niños tenían algo para jugar mientras se enfrentaban a su enfermedad y olvidaban su dolor", señaló Tendayi.
La mujer, originaria de Zimbabwe, se trasladó a Chicagado hace 19 años. Fue contratada para trabajar en la cafetería del hospital hace 18, y aunque vive una vida humilde, Tendayi siempre reserva parte de su dinero para comprar juguetes al final del año.
"Lo poco que tengamos, debemos poder compartirlo. Para mí es una bendición. Los niños necesitan a alguien que se preocupe por ellos. Estoy feliz de hacer esto".