Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una toxina pudo contaminar la cena de la familia de Alcalá de Guadaira

Toxicología estudia ya todas las muertas recogidas en la casa de la familia de Alcalá de Guadaira. La intoxicación procede del domicilio familiar. Estudian el agua, el gas, la estufa y la comida. Y aunque no se descartan estas opciones, todo apunta a otra, concretamente a una toxina que estaba en la casa y que pudo contaminar la cena, posiblemente el pescado que tomaron los tres muertos. La niña pequeña, ingresada por precaución, tomó un bocadillo de jamón. Los vecinos insisten: era una familia muy trabajadora.