Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor del tiroteo en una iglesia de Madrid tenía antecedentes policiales

Había sido detenido por malos tratos, lesiones, amenazas y atentado contra la autoridad

Irrumpió en la parroquia a punta de pistola, disparó contra una mujer y acabó con la vida de otra que estaba embarazada. El autor del tiroteo registrado en la tarde del jueves en la iglesia Santa María del Pinar, en el Pinar de Chamartín, era un hombre de 34 años que tenía numerosos antecedentes policiales. Según ha trascendido, el asesino había sido detenido con anterioridad por malos tratos, lesiones, amenazas, y atentado contra la autoridad. Además, contaba con una orden de alejamiento de una mujer colombiana que no parece estar implicada en el suceso.
Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han explicado que el agresor, que se quitó la vida tras el tiroteo, había sido detenido por la policía en diversas ocasiones desde que el hombre tenía 20 años.
Así, el hombre de 34 años contaba con antecedentes policiales por tráfico de drogas, por lesiones, por malos tratos, por amenazas, por desobediencia y resistencia a la autoridad.
Las mismas fuentes han asegurado que el agresor  utilizó un arma de fogueo, que ya tenía manipulada para disparar y hacer fuego real.
Además, el hombre contaba con una orden de alejamiento desde el pasado mes de junio de una mujer de nacionalidad colombiana que nada tiene que ver con las personas implicadas en el tiroteo del jueves.
El Grupo V de Homicidios se encarga de la investigación, que, en principio ha descartado que hubiese relación familiar entre el autor de los hechos y la mujer embarazada fallecida.
Se espera que los agentes policiales registren la vivienda del agresor a lo largo del día.
El relato de los hechos
Faltaban pocos minutos para las 8 de la tarde del jueves cuando el hombre, ataviado con unas bermudas, un sombrero y que portaba una mochila de tenis en la que supuestamente llevaba el arma, ha entrado en la parroquia de la calle Jazmín número 7 y ha descerrajado un tiro en primer lugar a una mujer embarazada que se encontraba en uno de los bancos posteriores de la iglesia.
A continuación, se ha acercado hasta los bancos centrales de la izquierda y ha disparado contra otra mujer, a la que ha herido en el pecho. Instantes después, se ha arrodillado frente al altar y se ha pegado un tiro en la boca, según los testigos.