Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro tips para ser puntual

Llegar tardecuatro.com

Hay dos tipos de personas: los puntuales y los que siempre llegan tarde. Y es que, ¿cuántas veces habremos escuchado –o dicho- “estoy de camino” y aún no han salido de casa? La impuntualidad es una falta de respeto para unos y algo inevitable para otros. Pero, ¿qué hacen las personas puntuales que les diferencia de los que no lo son? Existen cuatro hábitos que marcan la diferencia para llegar siempre a la hora concreta.

  • Deja de aplazar la alarma del móvil: Esos 'cinco minutitos más' son, por lo general, el motivo del retraso. Coloca el móvil fuera de tu alcance. Así el sonido hará que te levantes en su momento y no sigas aplazando el tiempo.
  • Ten todo preparado la noche de antes: Evita las dudas sobre qué ropa ponerte preparándolo la noche de antes. Y si necesitas llevar material, colócalo todo junto para que no tengas que buscarlo e ir con prisa. Así evitarás llegar tarde y que se te olviden las cosas.
  • Calcula los tiempos: Planifícate. Muchas veces las personas que llegan tarde lo hacen por falta de tiempo entre una actividad y otra. Para evitarlo, calcula cuánto tiempo te va a llevar cada actividad y llévalo a cabo.
  • Aprovecha los tiempos muertos: Esperando al autobús, en el médico… aprovecha los tiempos de espera para avanzar con el libro que querías o para organizar las tareas que debes hacer a continuación. ¡El tiempo es oro!