Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiempo estable y subida de las temperaturas para recibir al nuevo año

Buen tiempo el primer día del año en San SebastiánEFE

Cielos despejados en gran parte de España salvo en el norte

Mañana once provincias estarán en alerta por viento

El primer día del año traerá cielos despejados en gran parte de España salvo en el norte peninsular donde se esperan precipitaciones débiles y las temperaturas aumentarán ligeramente, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
En concreto, Galicia registrará cielos muy nubosos con precipitaciones, tendiendo a moderadas y persistentes por la tarde de este domingo que se irá extiendo por el resto de la provincia, Asturias y León.
También las lluvias podrían afectar en este inicio de año al resto del Cantábrico y otras zonas de Castilla y León.
En el resto de la Península se prevén cielos poco nubosos aumentando a intervalos nubosos, salvo en el cuadrante sureste y Baleares donde recibirán el año con tiempo estable y soleado.
En cuanto a las temperaturas, en este primer día del 2012 subirán, especialmente en el área mediterránea. Mientras, en el noroeste peninsular y Canarias sufrirán un ligero descenso.
Por su parte, Canarias tendrá cielos nubosos en el norte de las islas de mayor relieve y despejados en el resto.
La cota de nieve se sitúa entre los 1.500 metros y los 1.800 metros en el noroeste peninsular, y además se podrían registrar heladas débiles o localmente moderadas en zonas del interior de la Península.
Asimismo hay que destacar para este domingo la posibilidad de algún banco de niebla matinal, principalmente en el interior peninsular.
En el primer día del año permanecerán en alerta amarilla por fuerte viento las provincias de Asturias, Lugo y A Coruña donde podrían llegar a registrar rachas de viento superior a los 90 kilómetros por hora.
Por último, los vientos de componente suroeste soplarán de flojo a moderado en el cuadrante noroeste, litoral de Andalucía oriental y del sureste así como en Baleares, siendo fuertes en la costa gallega y oeste de Asturias. En el resto de la Península predominarán los vientos de componente oeste y en Canarias serán moderados del noreste.
Siete provincias en alerta naranja y otras cuatro en alerta amarilla
Concretamente, toda la costa gallega estará en 'riesgo importante' por mar de fondo de oeste a noroeste que aumentará hasta cuatro o cinco metros en Pontevedra y Lugo y hasta cinco o seis en A Coruña. Lo mismo ocurrirá en Asturias, con mar de fondo del noroeste y en Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa el mar de fondo aumentará hasta cinco metros.
Por otro lado, la Comunidad Valenciana estará en alerta amarilla por viento con rachas de hasta setenta kilómetros en Castellón y en Valencia. Igualmente, en Teruel se alcanzarán rachas de viento de hasta ochenta kilómetros por hora y de setenta kilómetros por hora en Huesca.
Asimismo, en el pirineo oscense también habrá riesgo por nevadas que podrán alcanzar los cinco centímetros, mientras que en el pirineo navarro la acumulación de nieve podrá llegar hasta los diez centímetros. En cualquier caso, la cota de nieve bajará a 1.000 metros ó 1.200 metros en el extremo norte peninsular.
Además, las nubes cubrirán mañana el extremo norte peninsular con  precipitaciones débiles que pueden ser moderadas en el  cantábrico oriental y el pirineo occidental y que disminuirán a lo largo del día.
También podrá llover de forma débil y dispersa en el resto de la meseta, Extremadura y el nordeste de Andalucía, quedando  poco nuboso al final del día en la mitad sur, nuboso en el norte de  Canarias y poco nuboso en el resto del país.
Las temperaturas diurnas descenderán de forma moderada en toda la Península y, por la noche, los termómetros sufrirán un ligero a moderado descenso en el extremo norte y un ascenso en la mitad sur, con cambios ligeros en el resto.