Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las temperaturas se acercarán a 38ºC el fin de semana y hasta el martes y comenzarán a bajar, de forma brusca, el jueves

El primer fin de semana de septiembre tendrá temperaturas plenamente veraniegas, ya que se espera un ascenso térmico que continuará hasta el martes. A partir de entonces comenzarán a descender de manera significativa y el jueves la "caída" será brusca en buena parte del país, donde se recuperarán los valores normales para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Así, el portavoz adjunto de la AEMET, Modesto Sánchez, ha explicado que "lo más significativo" este fin de semana será el ascenso de los termómetros, especialmente en la cuenca del Ebro y en Levante y algunos chubascos tormentosos aislados en las zonas montañosas.
En general, ha dicho que hasta el miércoles el anticiclón sobre las Azores influirá en la Península, por lo que el tiempo será estable y las temperaturas superiores a la época del año en la Península y Baleares.
Además, ha indicado a Europa Press que después del fin de semana las temperaturas seguirán subiendo hasta el martes, que será el día que se alcancen los valores más altos. En concreto, prevé que en la cuenca del Ebro alcanzarán los 36 grados centígrados y a 37 o 38 grados centígrados en la cuenca del Guadalquivir (Jaén, Sevilla y Córdoba) y en Extremadura.
Sin embargo, ha adelantado que a partir del miércoles bajarán "en toda la Península" y que el jueves se producirá "un bajón impresionante" del mercurio. "Del martes al miércoles descenderán de forma significativa, unos cuatro o cinco grados, y de miércoles a jueves otro tanto, e incluso se esperan caídas muy importantes, de hasta 10 grados centígrados en algunas zonas", ha pronosticado.
Sánchez ha comentado que precisamente el jueves los termómetros se situarán en máximas de unos 25 grados centígrados que son "las normales para estas fechas".
En cuanto a las precipitaciones, ha apuntado que "únicamente" se prevén tormentas el sábado en el sistema Ibérico y en Pirineos, más probables en Pirineos. Respecto al domingo, Sánchez ha comentado que habrá nubes altas en la Península y "algo" de nubosidad de evolución en el Pirineo oriental, donde no se descarta algún chubasco aislado.
"Parece que el anticiclón se retirará el jueves, cuando llegará una pequeña perturbación que podría dejar algo de precipitación a partir de ese día", ha comentado.
Mientras, en Canarias se mantendrá el régimen de vientos alisios moderados, con algún intervalo nuboso en el norte de las islas y las temperaturas serán normales para esta época del año.