Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El uso de tabletas en las aulas fomenta la iniciativa, la creatividad y la autonomía en el aprendizaje, según un estudio

El uso de tabletas en las aulas fomenta la iniciativa, la creatividad y la autonomía en el aprendizaje de los alumnos, según revela un estudio relativo al impacto que tiene la utilización de la tecnología en el aprendizaje.
Bajo el título 'El impacto de la tecnología en el aprendizaje', el trabajo de investigación se ha basado en el programa Samsung Smart School y ha sido realizado por la doctora en Tecnología Educativa y especialista en la aplicación del 'Mobile Learning' y las tecnologías emergentes como herramientas de aprendizaje Mar Camacho.
Según ha explicado la autora del estudio, durante la presentación del mismo este lunes 12 de septiembre en el Instituto Cervantes de Madrid, la investigación revela actitudes "muy positivas" tanto de profesores como de los alumnos hacia la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el aula, en concreto en el caso de las aulas; y un incremento de su uso, dentro y fuera de los centros.
Asimismo, Camacho ha destacado, entre los resultados de este trabajo, que se ha constatado una "mejora sustancial" en la competencia digital de los estudiantes y de los profesores. "En especial, en la adquisición de habilidades como la edición online y la creación multimedia", ha explicado la investigadora.
En relación con los resultados obtenidos en materia de contenidos y metodología, la doctora ha indicado que se ha advertido una utilización "frecuente" de las tecnologías en las asignaturas de lengua, matemáticas, ciencias sociales y naturales; así como su impacto a la hora de desarrollar actividades didácticas grupales, cooperativas y activas, de búsqueda de información, resolución de tareas, creación de productos.
En este punto, Mar Camacho ha advertido de que la utilización de rúbricas para la evaluación constituye una "tarea compleja y pendiente para seguir profundizando" en ello.
ATENCIÓN, ACTITUD Y MOTIVACIÓN
Sobre el impacto en el aprendizaje, la investigadora ha señalado que el estudio revela un "alto impacto" en aspectos como la atención, actitud y motivación, pero también en la adquisición y desarrollo de competencias transversales" como la autonomía, la iniciativa, aprender a aprender colaboración, espíritu critico y otras competencias digitales.
"Si lo haces con el libro, te desconcentras con cualquier cosa porque te parece aburrido, pero cuando lo haces con la tableta te enteras más porque es más divertido", aseguraba un alumno participante en el proyecto, mientras que otro docente afirmaba: "Sí, utilizo las TIC todos los días de manera bastante frecuente. Es como una herramienta muy habitual en el aula".
Además, la especialista en la aplicación del 'Mobile Learning' ha afirmado que el informe apunta que el uso de las tecnologías tiene una "incidencia en las competencias específicas, relacionadas con las matemáticas, lengua y ciencias", y también se produce una "importante" individualización y personalización del aprendizaje alumnado y del profesorado, respetando los distintos ritmos.
En este sentido, el estudio revela también el valor de las tabletas en la atención a la diversidad, ya que su utilización, junto a la de otros dispositivos móviles, ayudan a dar respuesta a necesidades educativas temporales o permanentes del alumnado.
Por otro lado, Camacho ha detallado una serie de recomendaciones que se incluyen en la investigación y que pasan por "continuar impulsando la renovación tecnológica de los centros y de los diferentes agentes (alumnos, profesores y familias) como instrumento para reducir la brecha digital y precursor del cambio educativo.
También se aboga en el estudio por desarrollar y medir la evaluación en la competencia digital de los diferentes agentes, tanto aspectos informacionales (acceso, gestión y evaluación de la información), tecnológicos (uso de dispositivos y aplicaciones, como comunicativos y multimedia.
En la presentación del estudio han estado presentes el director general de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Ángel de Miguel, y el director de Relaciones Institucionales, Comunicación y Ciudadanía Corporativa de Samsung España, Francisco Hortigüela.
"Siempre ha sido una cuestión referencial la relación entre estas dos palabras tan interesantes como son la tecnología y la educación", ha declarado De Miguel, al tiempo que ha asegurado que la tecnología es un "hallazgo" y una herramienta "necesaria" y valorada por la sociedad.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Samsung, en colaboración con las comunidades autónomas, iniciaron el proyecto Samsung Smart School durante el curso académico 2014-2015, dirigido a alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria. En este curso han participado en el programa un total de 29 centros públicos de 13 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, se han formado más de 460 profesores y se ha llegado hasta los 826 alumnos y sus familias.