Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suspenden la tutela de sus tres hijos a los padres del bebé muerto en Benicàssim

La Conselleria de Bienestar Social ha notificado a los padres del bebé de 17 meses que murió el pasado miércoles en Benicàssim (Castellón) por una posible intoxicación accidental con veneno para matar hormigas la suspensión de la patria potestad o tutela de sus otros tres hijos, de 11, 9 y 5 años. La retirada de la potestad es una medida transitoria de protección y "apoyo" a la familia según fuentes de la Consellería. Las investigaciones de la Guardia Civil sobre el accidente continuan pendientes de la autopsia.

La Conselleria de Bienestar Social ha notificado a los padres del bebé de 17 meses que murió el pasado miércoles en Benicàssim (Castellón) por una posible intoxicación accidental con veneno para matar hormigas la suspensión de la patria potestad o tutela de sus otros tres hijos, de 11, 9 y 5 años. La suspensión de la patria potestad, como medida transitoria de protección, les ha sido notificada a los progenitores y se ejecutará cuando estos entreguen a los menores.
Asimismo, han recalcado que se trata de una medida de protección hacia los menores y también "de apoyo" a la familia en estos momentos, y se ha tomado en coordinación con el Ministerio Fiscal.
Las mismas fuentes han incidido en que esta medida puede ser reversible, ya que con un proceso de intervención familiar, a través de los servicios sociales municipales y de la propia Conselleria, "siempre se procura que el menor vuelva a su entorno familiar lo más rápidamente posible si las circunstancias lo permiten".
Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, cuando el menor fue trasladado por su padre a un centro de salud, donde ya llegó con parada cardiorespiratoria. La primera línea de investigación apunta a que la causa de la muerte pudo ser la ingesta accidental de veneno para matar hormigas, un extremo que deberá confirmar la autopsia. Las diligencias de la Guardia Civil han pasado a disposición del juzgado de instrucción número 6 de Castellón.