Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho curiosidades sobre los sueños que ni imaginarías que son así

Chica durmiendotelecinco.es

¿Todos soñamos?, ¿puedo moverme mientras sueño? o ¿cuánto soy capaz de recordar de un sueño? son algunas de las dudas que nos pueden surgir sobre los sueños. Pero, tal y como explica Noticias24, existen muchas más curiosidades que seguro que desconocías sobre este asombroso mundo.

1. No se sueña con personas que no se conocen
Aunque a veces tengamos la sensación de soñar con personajes extraños, esto nunca es así. La mente no inventa nunca caras. Todas las personas con las que soñamos son gente real que hemos conocido durante nuestra vida, aunque no nos acordemos de ella.
2. Todo el mundo sueña
Esas personas que dicen “no, yo no sueño” simplemente no se acuerdan de lo que han soñado, pero sí lo hacen. Es una evidencia científica la de que todos los seres humanos sueñan, excepto las personas con desorden psicológico extremo. Aunque hay un dato curioso, y es que los hombres tienen la tendencia de soñar más con otros hombres, mientras que las mujeres sueñan con hombres y mujeres indistintamente.
3. Soñar paraliza el cuerpo
Siempre que se sueña se suele estar haciendo alguna acción que necesite movimiento, por lo que lo lógico sería pensar que nuestro cuerpo tendría que hacer lo mismo. Por este motivo, mientras estamos soñando, nuestro cuerpo está paralizado para no repetir las acciones que realizamos durante el sueño. Los especialistas afirman que esto sucede cuando las glándulas segregan una hormona que induce al sueño, por lo que en ese momento las neuronas envían señales a la médula espinal que relaja el cuerpo y lo inmoviliza.
4. ¿Sueños en blanco y negro?
Sí hay gente que sueña en blanco y negro, concretamente nos referimos a un 12 por ciento de la población. El resto de las personas soñamos en color, por lo que esto es lo habitual.
5. Los ex fumadores pueden entran en pánico
Un estudio que ha sido publicado en el Journal of  Abnormal Psycology asegura que los fumadores que lo han sido durante mucho tiempo y han dejado de serlo tienen sueños que parecen mucho más reales de lo normal. Incluso pueden llegar a tener sensaciones negativas, con pánico y culpa, si se ven a ellos mismos fumando en sueños.
6. Previene la psicosis
Existen investigaciones científicas que aseguran que si una persona es despertada en el preciso momento en el que empieza a soñar, y la acción se repite durante varios días, puede llegar a sufrir dificultades de concentración, irritabilidad, alucinaciones y signos de psicosis. Cosa que no se produciría si la persona en cuestión tuviese un sueño normal.
7. Los sueños son efímeros en la mente
A pesar de tener un sueño muy largo y muy real, a la larga sólo vamos a recordar el 10 por ciento de lo que hayamos soñado. A pesar de ello, durante los cinco minutos después de habernos despertado sí recordaremos más, pero al cabo de 10 minutos es cuando sólo recordaremos el porcentaje descrito anteriormente.
8. Los invidentes sí sueñan
Aunque pueda parecer que las personas con discapacidad visual no sueñen, es algo totalmente falso. Los que han perdido la vista tras nacer pueden ver imágenes en sus sueños, mientras lo que lo son de nacimiento sueñan percibiendo olores, sonidos y sensaciones táctiles.