Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si sucede algo, os quiero": Manda su "último mensaje" mientras su avión caía en picado

"Si sucede algo, os quiero": Manda su "último mensaje" mientras su avión caía en picadoFacebook

Una mujer, madre de dos niños, mandó un mensaje a su familia desde el avión para despedirse, después de que el piloto avisase sobre un aterrizaje de emergencia y el avión comenzase a caer en picado. En unas imágenes que grabó y compartió en Facebook, se puede ver el caos que se desató en cuestión de minutos entre los pasajeros. Afortunadamente, todo quedó en un susto.

Nickola Tye, de 39 años, iba en un vuelo de Jet2 de Ibiza a Leeds cuando, a los 30 minutos tras el despegue, el piloto advirtió a los pasajeros que se prepararan para un aterrizaje de emergencia, informa el diario británico Metro.
La mujer grabó el caos que se creó en el avión después del aviso, unas imágenes en las que pueden verse las mascarillas de oxígeno colgando del techo del avión. Asustada, compartió en Facebook: "¡Ni un momento aburrido! El capitán grita ‘Emergencia, emergencia, prepárense para el descenso’, caen las máscaras de oxígeno, ¡el avión empieza a caer en picado! ¡Nunca he estado tan asustada en mi vida! Desembarco de emergencia en Barcelona".
El vídeo muestra a los pasajeros que, aterrorizados, intentan ponerse las mascarillas de oxígeno. A medida que el avión caía en picado, la madre de dos niños envió a su marido lo que lo que ella pensó que sería su último mensaje, en el que dijo: "El avión está cayendo y han sacado las máscaras de oxígeno, si sucede algo os quiero".
Nicola dijo más tarde a The Sun que se desató el infierno en el avión mientras el capitán gritaba 'emergencia, emergencia, prepárense para el descenso'. "Yo no tenía a mis dos hijos o marido conmigo y todo en lo que podía pensar era que no iba a volver a verlos".
La madre agregó que la gente estaba llorando y que una mujer en el frente de la aeronave estaba totalmente desconsolada. Otro pasajero, John Hatfield, de Normanby, se vio obligado a arrancar el panel de metal que se encontraba encima de ellos porque las máscaras de oxígeno para él y su novia no salían.
"Mi novia empezó a llorar pidiendo ayuda. Estaba gritando por la ayuda de la tripulación de cabina, pero habían corrido a sus propios asientos. Así que lo único que quedaba por hacer es arrancarlo [el panel del techo del avión]". Una portavoz de Jet2 dijo que el avión experimentó un "fallo técnico menor" y que no había ningún problema con las máscaras de oxígeno, añadiendo que "así es como funciona".