Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La subdelegada en Jaén aclara que la violencia de géneso es en ocasiones un problema educativo a erradicar en las casas

La Subdelegación del Gobierno en Jaén ha aclarado las declaraciones realizadas este viernes por la subdelegada Francisca Molina y ha afirmado que ésta lo que ha pretendido defender es que la violencia de género "es en ocasiones un problema educativo que debe erradicarse en las mismas casas evitando transmitir conductas machistas".
En un comunicado, la Subdelegación del Gobierno en Jaén aclara las declaraciones de Molina publicadas este viernes en Diario de Jaén y por las que la responsable de Igualdad de la Comisión Gestora del PSOE, Soraya Vega, ha pedido la dimisión de la subdelegada del Gobierno de Jaén. Según ha denunciado el PSOE, Molina ha vinculado el papel de las madres con la violencia de género al afirmar que "la violencia empieza en las casas y muchas veces somos las madres quienes comenzamos a transmitirlas en detalles pequeños".
"La subdelegada del Gobierno lo que ha pretendido defender es que la violencia de género es en ocasiones un problema educativo que debe erradicarse en las mismas casas evitando transmitir conductas machistas", ha asegurado la Subdelegación en el comunicado.
En este sentido, ha añadido que "en ningún caso se ha querido referir a que la violencia la transmitan las madres". "Sería incongruente pensar que las víctimas transmiten comportamientos violentos", ha concluido la Subdelegación del Gobierno de Jaén.