Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo bono social costará unos 230 millones y aspira a cubrir a unos 2,5 millones de hogares vulnerables

El nuevo bono social de la electricidad tendrá un coste de entre 203 y 235 millones de euros, frente al de entre 180 y 200 millones actual, y aspira a proteger a unos 2,5 millones de hogares en situación de vulnerabilidad, explicó el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia.
Navia indicó que el bono social cubrirá un conjunto de consumidores ligeramente superior al que disfruta actualmente de la ayuda, al tiempo que lo hará de forma más eficiente, al vincular su percepción a criterios de renta.
Para elaborar la nueva regulación, el Gobierno parte de las cifras de Eurostat según las cuales cerca del 10% de la población española se encuentra en riesgo de pobreza.
El objetivo del bono social de electricidad será proteger mediante descuentos en el recibo de la luz a unos 2,5 millones de hogares, lo que equivale a unos 7 millones de personas.
Navia también destacó que el borrador de desarrollo del real decreto ley del bono social incluye límites en el consumo de los colectivos que disfruten de la ayuda y mejoras en los procesos de notificación y avisos de impago.
Junto a esto, consideró que puede tener sentido que en el futuro se vincule esta ayuda a la tarjeta social que prepara el Gobierno para colectivos vulnerables.