Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos médicos exigen al Gobierno terminar con la precariedad y temporalidad del empleo médico

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha solicitado al Gobierno terminar con la precariedad y temporalidad del empleo médico, aludiendo a las sentencias del Tribunal Superior de Justicia Europeo (TUE) contra el encadenamiento de contratos temporales sucesivos en puestos de trabajo que resultan necesarios para la continuidad de la actividad asistencial, y contra la discriminación por razón tipo de contrato.
Además, tal y como ha recordado la organización, a finales del pasado año alcanzó un acuerdo con el Ministerio de Sanidad en virtud del cual éste se comprometía a defender ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud una serie de propuestas en dicho sentido.
Un compromiso que, según ha avisado, se ha "incumplido" con el pretexto de que la "anómala" situación política del país no contribuye a ello. En este sentido, CESM ha señalado que el Gobierno, aunque esté en funciones, tiene la "legitimidad" para llevar adelante el acuerdo, máxime cuando se trata de una cuestión social que concita un "amplio" consenso entre las principales partidos políticos.
"El dictamen de la Justicia europea no hace más que darnos la razón a CESM cuando nos quejamos insistentemente de que se está precarizando la profesión hasta límites intolerables, en un proceso que va de más a más desde que, con el pretexto de la crisis económica, comenzaron a recortarse (y seguimos en ello) las partidas económicas en gasto de personal", ha aseverado.
CUMPLIR CON LAS SENTENCIAS AMPARADAS EN EL DERECHO COMUNITARIO
Por ello, la confederación ha exigido que se cumpla con estas sentencias amparadas en el derecho comunitario, concretamente en la directiva europea 1999/70/CE, que prohíbe los abusos en la sucesión de contratos de temporalidad y la discriminación de los contratados temporales respecto a los fijos comparables..
"España, por cierto, ya ha sido advertida por la Comisión Europea de que se expone a ser sancionada si no corrige el problema descrito. En relación con ello, no estará de más recordar que el pasado mes de mayo CESM, por mediación de la Federación Europea de Médicos Asalariados, acordó realizar un requerimiento formal a la Comisión Europea para que retome su presión al respecto. Dicho requerimiento se ha trasladado tanto a la Dirección General de Salud como a la de Trabajo, ambas dependientes de la Comisión Europea", ha comentado.
Por tanto, a su juicio, la aplicación de la norma española conocida como Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, aprobada en 2003, "no respeta el derecho comunitario", por lo que ha solicitado modificar la legislación básica española para dar cumplimiento a la Directiva europea 1999/70/CE; dotar al Sistema Nacional de Salud de plantillas "reales y suficientes"; y hacer que las ofertas de empleo afecten a todas las vacantes.