Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sindicato enfermero pide a la nueva ministra de sanidad que se ponga a trabajar de manera "inmediata"

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha trasladado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que, "tras un año de parón administrativo y la pésima gestión de su antecesor en el cargo", el Sistema Nacional de Salud y sus profesionales "no pueden esperar los tradicionales 100 días que se dan a los nuevos gobiernos", y, por tanto, le pide que se ponga a trabajar de manera "inmediata".
Respecto al hecho de que no cuente con experiencia previa en el ámbito sanitario, SATSE considera que puede ser positivo porque "tendrá una visión neutral previa a la hora de abordar todos los asuntos".
Sobre la mesa, el sindicato recuerda que es necesario para mejorar la situación del actual Sistema Nacional de Salud (SNS) y las condiciones de sus profesionales, apuntando que "espera que el talante dialogante que se le presume por su actividad anterior se constate en su nueva etapa al frente de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad".
Entre otras reivindicaciones prioritarias de la organización, SATSE resalta, la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales; la promoción de nuevas ofertas de empleo público para evitar la alta temporalidad y precariedad actual; el incremento de los salarios hasta volver al nivel retributivo existente antes de la crisis, y la eliminación de la tasa de reposición de efectivos.
De otro lado, y tras las recientes sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, SATSE pedirá que se acometan los cambios necesarios en el Estatuto Marco del Personal Estatutario, el Estatuto Básico del Empleado Público y el Estatuto de los Trabajadores para acabar con la discriminación que sufre el personal estatutario con respecto al personal laboral, así como el uso abusivo y fraudulento de la contratación eventual.
Finalmente, espera que "enmiende el "tremendo error" cometido por su antecesor en el cargo al modificar unilateralmente el Real Decreto que regula la prescripción enfermera previamente consensuado, y que introduzca los cambios necesarios para que los profesionales no sigan en la grave situación de inseguridad jurídica en la que se encuentran en estos momentos".