Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sindicato ACAIP se concentra este miércoles para denunciar el "abandono" del colectivo de prisiones

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) celebrará este miércoles una concentración frente a la Subdelegación del Gobierno en Castellón en apoyo a sus reivindicaciones y para denunciar el "abandono" del colectivo de prisiones y la situación "tan lamentable" de la institución penitenciaria y de sus trabajadores.
Según ha señalado ACAIP en un comunicado, en la anterior legislatura padecieron una crisis económica "terrible, un rodillo político de mayoría absoluta, junto con una concienciación de la sociedad en contra de todo lo público, incluidos los trabajadores, a los que culparon de los numerosísimos atropellos cometidos por los responsables políticos".
Así ha lamentado que han tenido que soportar unas "medidas salvajes, reducciones salariales, eliminación de una paga extra -hoy recuperada-, nula o escasísima oferta de empleo público, eliminación de días de vacaciones y moscosos, ampliación de horario, deducción de sueldo por enfermedad y un castigo añadido a los funcionarios de prisiones", a los que -según a dicho- "se nos ha condenado a estar varios años sin concurso de traslados gracias a la incompetencia del secretario general de Instituciones Penitenciarias y a la de su subdirectora gneral de Personal".
A esto, la agrupación ha señalado que hay que añadir el "insoportable" número de agresiones que vienen sufriendo, "situación ante la cual los responsables, tanto del Centro Directivo como del Ministerio del Interior, se ponen de perfil como si el problema no fuera con ellos".
Por eso están convencidos que ha sido en Instituciones Penitenciarias donde jan sufrido durante años, además de la crisis general, su crisis particular, "siendo un colectivo totalmente abandonado por la Administración y olvidado por la sociedad". "Nada ha cambiado para nosotros con el cambio de ministro, Ministro que ha nombrado nuevos responsables en todos los departamentos excepto en Instituciones Penitenciarias, a nuestro juicio, el Departamento Ministerial que más necesitaba el cambio".
Al respecto, ACAIP ha destacado que "toda la cúpula de la institución, en general, y Ángel Yuste, secretario general de Instituciones Penitenciarias, y Ana Mª Velasco, subdirectora general de Recursos Humanos, en particular, han hecho un daño al colectivo de trabajadores y a la propia institución difícil de cuantificar y mucho más difícil de solucionar".
MESA DE NEGOCIACIÓN "MUERTA"
"Es inconcebible que al sindicato más votado en la institución no se le reconozca ni por parte de la Administración, ni por parte del resto de sindicatos esta mayoría, encontrándonos con cinco años perdidos, con una Mesa de Negociación muerta, Mesa de Negociación que no representa ni a la mitad del colectivo y a la que, ciertamente, la sobra el 'apellido' porque en ella no se ha negociado absolutamente nada".
La agrupación reivindica una Oferta de Empleo Público que cubra las necesidades de la mayoría de establecimientos penitenciarios "que sufren una precariedad absoluta en materia de personal"; una regulación específica que permita solucionar la "grave problemática" del sector; volver al Ministerio de Justicia; recuperar el poder adquisitivo perdido y adecuar las retribuciones a las funciones y responsabilidades; una reorganización del Centro Directivo "que, evidentemente, pase por el cese del actual equipo".
También demanda retirar la seguridad privada de los centros penitenciarios y dotarla adecuadamente con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; y garantizar unos sistemas de salud laboral y defensa de los trabajadores penitenciarios en aspectos tan básicos como las agresiones por parte de la población reclusa.